Marlango

Tímida, ausente, delicada, distante. Así se mostró Leonor Watling en el escenario del Palacio de Festivales el pasado viernes. El concierto de Marlango comenzó tranquilo, demostrando dos hechos que serían una constante durante toda la noche. Uno: el sencillo juego de luces que llevaban, seis torres con focos y unos displays, resultaba muy, muy efectivo. Y dos: Leonor no hablaba, sólo susurraba, pero cuando se ponía a cantar, llenaba ella sola la sala.

Los tres componentes de Marlango -voz, teclados, trompeta- aparecieron arropados por otros tres músicos -guitarra, bajo, batería-, que ayudaron a construir las canciones de la banda, con un sonido prácticamente perfecto (sólo la batería pecaba de falta de sonorización, especialmente al principio)

Con dos buenos discos a sus espaldas, no era difícil ofrecer un buen repertorio. Y así lo hicieron, basándose principalmente en su reciente Automatic Imperfection, recordando temas imprescindibles de su primer trabajo, ofreciendo un par de versiones (Vete, de Los Amaya, incluida en la banda sonora de Malas Temporadas, y The beat goes on que se convirtió en una jam instrumental para la banda) y regalando incluso algún tema nuevo.

Las canciones de su último trabajo les permitieron recrearse en arreglos más eléctricos, consiguiendo con ellos algunos de los momentos más intensos de la noche. Aunque quizás el más intenso y sorprendente fue su interpretación de My Love. Un tema originalmente interpretado con voz y violenchelo, acabó convertido en un rock subido de revoluciones, a dos guitarras (único momento en el que el santanderino Alejandro Pelayo cambió las teclas por las seis cuerdas)

Y sin embargo, a pesar de los intentos de romper el hielo por parte de un nervioso -por tocar en casa- Alejandro (este tema se llama Enjoy the ride, pero podría llamarse por el puente de Carriedo) el concierto fue un tanto frío, sólo en los bises los músicos se mostraron un poco más distendidos.

El final, inevitable con la optimista It’s all right, dejó buen sabor de boca. Podría haber sido una velada con más complicidad, pero desde luego fue una noche musicalmente brillante. La banda estuvo de sobresaliente, y Leonor demostró que tiene una voz particular, certera y efectiva. Esto no es el capricho de una actriz, esto es música, bien hecha, sin más.

Fotografía: RTZ!
Más imágenes del concierto en nuestra sección de fotos

4 Respuestas para “Marlango: por el puente de Carriedo”
  1. Spongebob dice:

    Que pena no estar en Santander esos dias!!! guardo la esperanza de que algun dia se pasen por Toulouse 😐

  2. stoner dice:

    Rortiz, cojonuda la crónica, no puedo estar más de acuerdo. Mañana sale la mía en Alerta y la cuelgo aquí.

  3. A mí también me pareció un gran concierto. ¡Llevaba medio año esperándolo! Desde luego la presencia de la Watling impresiona (sobre todo si tienes la suerte de sentarte en primera fila, como servidor 🙂

    ¿Alguien recuerda el setlist completo?

  4. […] pelcula interesante que no acaba por convencer. Y eso es lo que ms rabia me da.

    3. Fotos y crnica del concierto de Ma […]

  5.  
Deja una respuesta

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>