Mendetz!!!La relación entre Bandini Producciones y los chicos de Plastic Adict Dj´s sigue dando frutos y de los gordos. No hay más que ver cómo estaba el BNS el pasado viernes para comprobar que la cita con el primer festival San Reno, inexcusable por otra parte, ha sido un rotundo éxito (esperemos que no sea el último). Esta curiosa unión hace que a la intensa programación de Bandini se vea aumentada en lo que a la búsqueda de nuevos grupos y tendencias se refiere, aportando savia nueva y modernez. Tan sólo un pero, el de siempre, el retraso en la hora de comienzo de todos los conciertos en la sala BNS. Un mal menor intrínseco a la concepción de la sala que nos hace la puñeta a los que al día siguiente tenemos que madrugar.

Vamos al lío, que la cosa se lió… y de que manera. Abrieron Triángulo de Amor Bizarro, a mi juicio, el principal atractivo de la noche que curiosamente se vieron relegados a un papel menor. Les tocó abrir y el menor tiempo de concierto pero en los escasos 45 minutos de que dispusieron demostraron porqué todo el mundo habla maravillas de ellos y de su disco homónimo. Intensidad, furia, actitud, basura y ruido, mucho ruido. Su sonido no es nuevo y las referencias son interminables y enormes (desde Jesús & Mary Chain, Surfin Bichos, Sonic Youth, My Bloody Valentine… así horas), pero más allá de meros émulos nos confirmaron que tienen una voz propia y muchísimas cosas que decir en el futuro. Tienen todas las papeletas para mostrarse como revulsivo de una escena indie nacional plagada de medios tiempos, que anteriormente no había tratado demasiado bien a este tipo de propuestas.

Entre grupo y grupo, Plastic Adict Dj´s animaron el cotarro con una cuidada selección de greatest hits de ayer y hoy. Un no parar de cantar, vaya. Prosiguieron Catpeople con su música vestida de negro presentando su disco de debut “Reel #1”. Su directo gana con creces a la grabación que se queda demasiado floja para lo que son capaces de plasmar en directo. Su sonido oscuro bebe de clásicos como Joy Division o Echo and the Bunnymen y de cosas más actuales como She wants revenge o Interpol, grupos a los que, por momentos, parecían calcar. Por ahora, estas referencias parecen todavía una etapa en el camino que esperemos superen.

Para finalizar con los conciertos saltaron a escena los barceloneses Mendetz, grupo que entusiasma a varios de los redactores de ANDN hecho organizamos una fiesta de presentación de su primer disco. A esas alturas de la noche ya se presagiaba una buena fiesta, con un BNS casi abarrotado de gente cantando y bailando. Para entonces yo estaba en todo lo contrario, se habían apoderado de mi el cansancio y el sueño. Entre eso y el cercano sonido del despertador hicieron que el concierto de Mendetz supusiera un pequeño dilema interno que me impidió disfrutar al 100%.

Probablemente no haya sido el mejor concierto de Mendetz (mal sonido y algo dispersos por momentos), pero lo que está claro es que ellos se lo pasaron como los indios y nos hicieron bailar de lo lindo. No son ni tan descarados de Standard ni tan hipnóticamente bailables como Delorean, pero lo que hacen lo hacen muy bien. Sus ritmos tiran más de la omnipresencia del teclado y de los juegos de voces, del europop y del baile sin complejos. Para muestra un botón, increíble la versión del “Blue” de Eiffel 65. El resto debió seguir por los mismos derroteros: fiesta, fiesta y más fiesta. Le Panasonic y Eme a los platos seguro que lo garantizaron. Yo no llegué a más, una pena el tener que madrugar. Si tú estuviste puedes contárnoslo en los comentarios.

Deja una respuesta

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>