Joe Sacco

Continúo con el repaso a los tebeos de Joe Sacco justo donde lo habíamos dejado. Si alguno llegó hasta el final y todavía le quedan ganas de seguir, aquí tiene el resto.

Oriente próximo

El otro gran escenario de los comics bélicos de Joe Sacco es la franja de Gaza, región que conoce de primera mano tras varias visitas de trabajo. Así, Palestina: en la franja de Gaza (Planeta deAgostini, 2002) trata de reconstruir el laberinto de la zona siguiendo un esquema hasta cierto punto similar al que empleó en Gorazde: Zona protegida. Aquí el conflicto se manifiesta en la represión israelí por medio de controles, redadas, y agresiones a menudo no justificadas sobre la población, y en las respuestas de la población palestina, que van desde la mera resignación hasta la resistencia armada. Y, por supuesto, en el punto de vista de los ciudadanos israelíes.
Las más de 300 páginas de este comic conforman un mosaico que busca dar la visión lo más completa y compleja posible, o al menos llegar al límite en el que la información periodística todavía puede ser transmitida a través del lenguaje del comic sin renunciar en ningún momento ni su voluntad comunicadora ni a su naturaleza artísitca. El resultado, una vez más, resulta tan impresionante en lo estético como desolador como testimonio de las miserias humanas.

Notas al pie de Gaza

El regreso del autor a este escenario se produce con Notas al pie de Gaza (Reservoir Books/Mondadori, 2010). Sacco viaja de nuevo a Palestina para de investigar un oscuro episodio acaecido en 1956 en la ciudad de Khan Younis. A medida que entra en contacto con testigos se va a arrojando luz sobre lo que resultó ser una matanza de 300 civiles palestinos por parte del ejército israelí, ocultada por las autoridades con la complicidad del tibio interés que en su momento mostró la comunidad internacional. Pero también se pone de manifiesto la no menos atroz situación que se vive acutalmente en el mismo lugar: bombardeos, tanques, controles abusivos, detenciones arbitrarias y barriadas enteras arrasadas continúan en el orden cotidiano. Terminadas las casi cuatrocientas páginas del tomo, nos abruma la sensación de que no hay esperanza, de que la tragedia lleva asentada más de cincuenta años en la franja de Gaza y que las posibilidades de que esto se solucione de forma pacífica cada vez parecen más remotas.
Algunos hablan de Notas al pie de Gaza como de la obra maestra del autor. Es cierto que de nuevo Sacco ha sorprendido a todo el mundo con un comic sobresaliente, que revisita el escenario de la Franja de Gaza sin agotar el interés del lector y que consigue impactar de nuevo tanto por la complejidad de su narración como por la profundidad de su discurso; de todas formas, “Notas...” no deja de ser una obra coherente con lo que Sacco ha venido publicando hasta la fecha. No marca un punto de aparte en su obra, solo son un puñado de páginas más que añadir al conjunto de su obra de periodismo de guerra.

Otras obras

Miracle Workers en El Rock y yo

El rock y yo (La cúpula, 2006) recopila varios trabajos de Sacco –algunos de ellos publicados anteriormente en las páginas de la desaparecida revista El Víbora– relacionados, como no podía ser de otra forma, con el mundo del rock. Aunque el conjunto resulta un tanto irregular –buena parte del tomo lo conforman tiras cómicas cortas con más o menos gracejo- al menos tres de las historias superan con holgura el notable. “En busca de la credibilidad”, la que ocupa la mayor parte del tomo, es un delirante repaso al tiempo que Joe Sacco giró por toda Europa trabajando para el grupo garagero The Miracle Workers; “Los Stones y yo”, en la que un concierto de los rollings sirve de excusa para exponer la relación de amor-odio que el autor mantiene con Sus Satánicas Majestades (recordemos que en su edición original el tomo lleva por título But I Like It); y “El blues chungo”, el escalofriante retrato de un cantante de blues de la américa profunda, representante de la White Trashmás miserable.
Por otro lado, en el tomo se incluyen varios diseños de portadas de discos y carteles para locales y conciertos creados por el propio autor. Lo cierto es que a Sacco se le valora como periodista y narrador pero a menudo se pasa por alto su faceta como ilustrador puro, algo en lo que también resulta un artista sobresaliente.

Apuntes de un derrotista

Apuntes de un derrotista (Planeta DeAgostini, 2006) “En parte documental de viajes, en parte autobiografía satírica, en parte sátira pura y simple, Apuntes de un derrotista recopila, por primera vez, los trabajos de menos extensión que llevaron a Joe Sacco hacia sus dos piezas mayores” reza la nota publicitaria del libro. Para qué os voy a engañar, esto no me lo he leído así que no tengo mucho más que contar sobre él.

Asi que…

De unos años a esta parte ha surgido una pequeña moda en el mundo de comic de novelas gráficas de inspiración periodística en forma de reportajes sobre lugares exóticos o zonas de conflicto. Entre todas ellas está claro que los comics de Sacco ocupan una posición de referencia, pero la calidad de sus trabajos trasciende los límites del género para colocarle, como ya comenté al principio de este ladrillo, entre los nombres a tener en cuenta en el comic actual. He dicho.

Texto: Carlos Caneda

3 Respuestas para “Notas al pie de Joe Sacco (y II)”
  1. dunker dice:

    Colosal, Mifune.

    Yo he entrado a lo tonto en lo que llamas “novelas gráficas de inspiración periodística” con tres de una tacada (soy así de visceral) de Guy Delisle (Pyongyang, Shenzen y Crónicas Birmanas), mucho más amables que lo que aparentan las de Joe Sacco y nos has contado.

    Total: que me has convencido de que tengo que comprar todo lo de Joe Sacco.

  2. […] asunto es que, como cuento ahí, dos de sus cómics más importantes (“Palestina” y el citado “Notas al pie d… están dedicados a retratar el trabajo que Sacco ha realizado sobre el territorio del conflicto. Y, […]

  3.  
Deja una respuesta

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>