“No comprendo que alguien quiera a un grupo como un trofeo elitista” Axel Pi

El incendio es el quinto álbum de Sidonie. Terminan la grabación, con la masterización en los estudios Abbey Road de Londres. “A medida que avanzaba la grabación de El incendio, iba creciendo nuestro deseo de culminar todo esto en el mismo marco en el que grabaron The Beatles, nuestro mayor referente musical. Por eso, hoy, estamos tan contentos y excitados”, afirma Sidonie.
Con la producción de The Blind Joes, Ricky Falkner y Sidonie. Masterizado en Abbey Road, por Adam Nunn (ingeniero de George Martin, Radiohead o Richard Ashcroft).
La portada es un beso. Título y portada tienen el objetivo demostrar la temática de un álbum, que aunque no es conceptual se centra en la temática del “amor”.

Hablando de incendios… discos que arrojaríais a la hoguera y discos que salvaríais de un incendio.
Axel: Sinceramente, no creo que pudiera arrojar ningún disco a una hoguera. Ninguno, por muy prescindible, vulgar o malo que me parezca, merece de mí ese desprecio. De un incendio salvaría, por ejemplo, a muchos de los discos grabados en nuestra ciudad (Barcelona) por bandas increíbles a las que todavía no se les ha dado la oportunidad que merecen.
Los chicos de Bandinni Producciones (la gente que programa por aquí los conciertos de grupos como vosotros) una vez me dijeron que de todos los músicos que habían contratado, erais los más majos, sanos y sencillos. Parece que ahora lo que gusta es lo contrario, llamar la atención por mamarracho o perdido.
A: Me alegra saber que alguien, en este caso los chicos de Bandinni Producciones, piensan que somos majos, sanos (podríamos poner eso en duda) y sencillos. Me alegra porque pienso realmente que Marc y Jes merecen esos piropos. En cuanto a lo que, al parecer, ahora gusta en lo que a la actitud se refiere, sólo puedo decir que no hay nada mejor que ser uno mismo para evitar que tu personaje arrogante se coma a tu buena persona.
Parece que habéis dejado casi totalmente al lado el rock para centraros en el pop.
A: Nuestra personalidad rock, si la tenemos, creo que está más presente en nuestro directo, en nuestra forma de expresar nuestra imagen. Por encima de eso, creo que Sidonie ha sido siempre una banda de pop que ha buscado desesperadamente la melodía y la canción perfecta.
Claro que “Viva el loco que inventó el amor” es un rock and roll en toda la regla.
A: Es cierto que “Viva el loco que inventó el amor” tiene dosis de rock especialmente porteño. Debe ser parte de la herencia de nuestra experiencia vivida en Argentina con la anterior gira del disco Costa Azul.
O Nueva York que suena más clásica, más a años cincuenta.
A: En mi opinión, “Nueva York” es el ejemplo de la canción que demuestra como se ha grabado este disco: en directo. Esta canción es una juerga, viva y fresca, producto de lo que pasaba en el estudio de grabación con cinco músicos tocando a la vez, escuchándose, mirándose a los ojos y pasándoselo bien.
Un día me dijeron que habían definido a Teenage Fanclub como “el grupo en busca de la melodía perfecta”… yo creo que vosotros estáis en esa fase.
A: Me alegra saber que piensas eso. Nosotros andamos metidos en esa búsqueda, eso te lo garantizo. Espero que eso haya dado algún buen resultado a lo largo de estos años…
Los Ilegales cantaban “chicas pegajosas como caramelos podridos”, las canciones de este disco son así, “pegajosas como caramelos podridos”… la verdad es que son bastante adictivas… A: Gracias. Creemos que una buena canción pop debe ser fácilmente tarareable. Que nos digan que nuestras canciones son adictivas es un piropo increíble, porque las melodías favoritas son aquellas que uno descubre que está cantando en la ducha sin darse cuenta.

“Por tí” es maravillosa, es de esas canciones que te hacen pensar que la vida merece la pena, te llenan de energía, de felicidad, te ponen optimista.
A: “Por Ti”, en mi opinión, es una preciosa canción de amor, cuya letra es tan evocadora y sensible, que es fácil que cualquiera pueda sentirse identificado con ella.
¿Quién es el Ángel que canta en Un día más en la vida?
A: Es Miri Ros, la hermana de Marc. Es bonito que una persona tan cercana a nosotros (Jes y yo sentimos un enorme cariño por ella) participe en una canción del disco (ya lo hizo con otros dos temas en “Fascinado” y “Costa Azul”). Lo hace todo más de verdad, porque las emociones plasmadas son más sinceras que las que se crean cuando invitas a cantar a otra artista, por muy buena y conocida que sea…
Al principio había gente que os criticaba por hacer demasiado el payaso en el escenario, luego yo creo que la gente echaba de menos esas fiestas en directo. ¿Es difícil dar placer a todo el mundo?
A: Es imposible contentar a todo el mundo, claro. A eso se expone uno cada vez que graba un nuevo disco o inicia una nueva gira. Siempre habrá gente que te diga que le gustaba más lo que hacías antes. Lo importante es saber que lo que haces es lo que más te gusta a tí. Sólo así lo podrás defender con actitud.
¿Es muy difícil cantar temas pop en castellano? (y más temas de amor)… “c’mon baby” suena bien pero “ te quiero” parece que puede empalagar o resultar ñoño.
A: Sin lugar a dudas, cantar y escribir en castellano es más difícil que hacerlo en inglés, pero creo que te permite decir cosas más bonitas, sinceras y elaboradas porque, al fin y al cabo, junto al catalán, se trata del idioma que nosotros mejor dominamos, con el que no es necesario tener en todo momento un diccionario a mano. Nunca pensé que podríamos cantar “Te Quiero” sin ruborizarnos (y mucho menos gritarlo con el corazón en llamas). Hemos sido capaces de hacerlo y creérnoslo porque hemos conseguido despojarnos de los complejos que antes lo impedían. Por eso en este disco todo es tan de verdad…
¿Por qué los grupos siempre dicen que su último disco es el mejor? En vuestro caso creo que no deberíais haberlo vuelto a decir nunca después del Shell Kids. Ese disco es impresionante.
A: Gracias, “Shell Kids” nos alucina, pero yo estoy especialmente orgulloso del último. Con El Incendio hemos asumido retos muy valientes: escribir letras más directas, componer canciones pop más cortas y efectivas y grabarlas todas tocando en directo.
Por cierto, ¿nunca os planteasteis distribuirlo en el extranjero?… Siempre pensé que en un mundo normal ese disco funcionaría también fuera.
A: No puedo evitar pensar que con “Shell Kids” la industria musical no terminó de ser justa. Creo que merecía haber sido distribuido en el extranjero y haber vendido muchas más copias de las que vendió en nuestro país. Perdonad mi sinceridad. Es curioso, ahora parece que es nuestro clásico maldito, venerado y recordado.
La última vez que os ví en Santoña os comenté si conocíais a The Bevis Frond, creo que Jesús había escuchado algo pero el resto no. Os insistí con este grupo ¿Habéis hecho los deberes?
A: No se si esa noche hablaste conmigo acerca de esta enorme banda. No lo recuerdo con exactitud, pero estoy seguro de que, si lo hubieras hecho, te hubiese dicho que descubrí a The Bevis Frond en el año 1998, en un local muy hippie y emblemático de Torredembarra, cuando lo pincharon mientras tomaba una caña con Marc y Jes. Esa misma semana fui a comprarlo (en vinilo) y luego pude comprobar en casa las exquisiteces de esta formación británica.
Fuisteis el grupo de moda durante unos años, ahora parece que estáis en un segundo plano… los grupos de moda son otros. ¿Cómo os sentís más cómodos?
A: Vaya, a mi me encantaría que nunca dejáramos de ser el grupo de moda. Sufro de tremenda egolatría…
Hace poco habéis vuelto a tocar en el Ebrovision . Ha sido la cuarta vez ¿Qué os parece este festival?
A: Demasiadas anécdotas inconfesables compartimos con este Festival. Al Ebrovisión le agradecemos que contara con nosotros en su primera edición, cuando nosotros apenas teníamos publicado un mini lp.
La eterna pregunta: ¿Por qué la mayoría de los grupos “indies” pierden credibilidad delante de la mayoría de su público por el hecho de vender discos?
A: No puedo comprender que alguien quiera a un grupo como un trofeo elitista que solo conocen cuatro gatos. Quien nos haya querido alguna vez así, en una intimidad tan egoísta, es evidente que no ha deseado nunca nuestro crecimiento artístico, olvidándose que eso, con casi total seguridad, es como haber deseado el fin de nuestra carrera. No comprendo como en este país hay quien critica el éxito de una banda que lleva tanto tiempo peleando para hacerse escuchar.
¿Cómo ha sido esto de masterizar en los estudios Abbey Road?
Marc: Es una experiencia muy poderosa porque somos mitómanos, melómanos y fans enloquecidos de los Beatles. Ah… ¿la masterización? Bien, ya sabes, Rubber Soul, Revolver…

A estas alturas de la película, ¿a qué aspiráis?¿qué pretendéis?¿con qué os conformáis o sois felices?
M: Aspiramos a grabar buenas canciones en discos que nos hagan sentir orgullosos. Nos conformamos con poco, somos gente sencilla, los Jaguar tienen que ser de los setenta y los vinos de los cincuenta.
Este Microsoft World que tengo tiene puesta una autocorreción que siempre me jode, donde pongo masterizar me lo cambia a pasterizar y cuando pongo Beatles acabo leyendo “grupo supravalorado, me quedo con los Stones”. Supongo que no estaréis de acuerdo (lo siento, tengo un problema con los Beatles, no me acaban de parecer tan maravillosos).
M: Los Beatles son “tan maravillosos” como los Stones.
Me imagino las canciones de disco en acústico, creo que se adaptarían bien a conciertos en este formato. Esos coros limpios tienen que ser una maravilla.
M: Nada más que añadir a esta sutil e inteligente reflexión.
¿Barcelona rockea o no? No hace tanto tuvieron que cancelar un concierto de los Who por no haber mucha preventa.
M: En Barcelona hay más snobs que rockeros, no te confundas: hay snobs que se disfrazan de rockeros, ¡cuidado!
Y para formar un grupo, ¿es más fácil vivir en Barcelona o más complicado? Hay grupos cojonudos. LOL, The Gurus, Tokyo Sex Destruction… etc, pero más competencia ¿no?
M: Es un poco más difícil que en Madrid que a su vez es más difícil que en NY o Londres, es un país incómodo para montar un grupo de rock.
¿Es justo que por ejemplo Sidonie o grupos similares hayan llegado a ser bastante conocidos y otros grupos cojonudos como The Gurus o similares no los conozca ni el tato?
M: No es justo, como tampoco lo es que Sidonie no sea más conocido. Me suscribo a mi mismo en la pregunta anterior.
¿Cuando un grupo madura y está reposado tiende a hacer música más reposada?
M: Depende del caso. Phil Collins sí, pero Bowie no.
Está claro que vosotros tiráis mucho de los clásicos… ¿Cualquier tiempo pasado fue mejor?
M: Sí, me quedo con Bach y Haendel.
¿Qué esquema seguís para componer? ¿Música y luego letra, al revés… depende del momento?
M: Siempre componía la música antes que la letra, pero en El Incendio, escribía y componía al mismo tiempo. Ahora me doy cuenta que no hay un método fijo de trabajo. He de reconocer que soy muy poco romántico cuando hago canciones, me levanto temprano por la mañana y me pongo a tocar. Me gustaría ser como Gainsbourg, escribiendo por la noche con su vino y sus Gitanes pero no me sale, no soy así. Burt Bucharach llegaba al edificio Brill, en Mahattan a las nueve de la mañana, se encerraba en un despacho con un piano de pared y no salía hasta que tuviera un hit. Me veo más en esta escuela.

2 Respuestas para “Entrevista con Sidonie”
  1. […] que puedo hacer hasta que alguien nos ayude y ponga algo más de informaicón es colgar la última entrevista que los […]

  2.  
Deja una respuesta

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>