Fotos: Maxi Del Campo

Carmen Bartolomé, de nombre artístico Mehnai, estrenaba el viernes 13 de mayo su primer disco, “Grab it while it’s hot” en la sala Bonifaz de Santander. Parece, no puedo asegurarlo totalmente, que Desconciertos ponía el cierre a la edición de este año. Si es así, no se puede poner un broche mejor.

Se supone que los artistas cogen tablas con el rodaje, con la experiencia… ¿Cómo es posible entonces que un novel se maneje con la determinación de Carmen? Es impropio, casi antinatural que alguien que acaba de sacar su primer cd y que da su primer concierto tenga esa capacidad, ese mando. Ella controla la situación de manera natural, domina las canciones, no duda… La sobra talento, eso se ve enseguida. Tiene que haber algo innato, ha nacido artista, tiene que ser eso. Mehnai tiene luz propia, es especial. Estaba escondida pero se nos ha revelado… el disco es notable, su directo, la confirmación definitiva. Esto es muy serio.

Sobre las 21:15 abren con Alley Cat, bien pero no me mata, Lullaby confirma mis sospechas, la voz está muy baja, la banda queda por encima. A partir de aquí se la sube y todo solucionado. Conciertazo… si me dicen que llevan tocando veinte años juntos y están presentando un “grandes éxitos”, me lo creo. Allí no había nada al azar, no se veían cabos sueltos, todo bien cuajado. Hay quien asegura que era demasiado perfecto. Sí, puede ser, pero no deja de ser a su vez muy emocional, no me parece ni frío, ni hermético. Yo prefiero esto, a grupos con cantantes que parecen gatos atropellados o alguna que hay por ahí con portada en el Mondosonoro, pero con canciones más planas que las llanuras de Castilla… En un mundo perfecto, la cántabra triunfaría como la Coca-cola… en el que vivimos, lo mismo lo tenemos que disfrutar como placer semioculto, exclusivo. Por lo menos nos ha tocado en Santander, somos afortunados.

Ella es capaz de llenar el escenario incluso sin banda. Durante tres canciones se enfrentó al público sola con su acústica. Una versión de Phonograh (Jesca Hoop) y The Warrior e In my bed, un par de canciones que se han quedado fuera del cd pero que no dejan de tener un significado especial. Mehnai lanza su canto en todas las direcciones, en su vuelo reordena y coloca frases y palabras en caída libre, como en un “Tetris” de nivel máximo, todas acaban encajando. Su voz tiene esa capacidad, parece que dibuja en el aire, se estira y encoge, vuela libre y nos hace volar en canciones como en Storm. Breathless de (Corinne Bailey Rae) pone una pincelada más negra a la actuación. Con Our future is bright noto cierta tensión en la vista, no puede ser, ya estoy con los ojos cristalinos y no llevamos ni la mitad del concierto. Pues sí Carmen, tu futuro es brillante y tu presente no menos… Sigue así, no especules, juega al ataque siempre como el otro día, tan cómoda y feliz como una niña con zapatos nuevos. Eso también llega y sobrepasa.

Luego está la banda, garantía asegurada. Los Chicktones al completo, más Pablo Fernández (The Puzzles). En el disco además, Quique González mete unos teclados puntualmente, casi nada…
No se qué hubiera salido con otro productor que no fuera Fernando Macaya, no imagino a nadie que hubiera dado tanto lustre a la propuesta. El trabajo que hay en este disco es magistral, canciones redondas que no empalagan. Todo lo que suena suma pero nada tapa. En directo, eso sí, la banda agarra más protagonismo. Es lo mismo pero con más plomo. Tenía miedo a que se perdiera parte en ese traslado, para nada. Carmen no se puede doblar la voz pero tenemos unos coros estupendos. La Gretsch de Mac siempre acierta. Esta vez alternando con acústica pero no hubo Pedal Steel como tal. Goyo alternó contrabajo, alguna vez con arco, y bajo eléctrico. (Primera vez que lo veo). Toño Baños tuvo que combinar pegada con suavidad y caricia, le noté especialmente exultante. Pablo se encargó del Rhodes, guitarras y Ukelele… en fin, un alarde de gusto y equilibrio. Tenemos una camada de músicos en Cantabria que es para estar orgullosos.
Winds from the north me trajo un aire medieval muy rico, I miss you me lleva directamente a Alanis Morrissete más acústica… Lucinda Williams tiene también su particular homenaje con una estupenda versión de Jackson… ya en los bises, volvemos a la senda americana con Red, ¿la canción perfecta? La sinuosa I Need it nos enfrenta con la parte más sexy de Mehnai… aromas de blues de la frontera, Carmen moviéndose como una serpiente de cascabel y la sensación de que todos nos vamos a quemar. Un arrebato psicodélico avisa del final, sube el volumen, la temperatura aumenta, la tensión va a estallar, acaban juntos, arriba, vencedores… la artista grita entre risas, se libera, lo expulsa todo, respira… Reina de la noche, se lo ha ganado.
Como reza el título del disco, hay que agarrarlo mientras esté caliente… espero que la propuesta no quede en Santander, que conozcan su música más allá de la tierruca, que la gente se pique y que sigamos haciendo ruido, de aquí al exterior. Lo que está claro es que visto, lo visto, se puede defender en cualquier sitio sin ningún complejo ni problema. Lo del otro día fue muy grande, y es solo el principio.

Deja una respuesta

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>