Solo los Solo en el Paraninfo de la UC

Solo los Solo llegaban de rebote, como sustitutos de los andaluces O´funkillo (en mi opinión, cambio muy afortunado). El concierto de los de Terrassa rompía con la línea general de las anteriores veladas de Juvecant 2005; suponemos que los organizadores buscaban dar un aire más fiestero al cierre de este ciclo, en contraposición con el humor lluvioso de los anteriores recitales. Y este cambio podía apreciarse sólo con echar un vistazo al público asistente: gafas de pasta y Amélies se tornaban en pantalones caídos y sexy-girls.
El concierto arrancó con una ronda de scratches letales de mano del hábil y suave Griffi, sin duda uno de los DJ’s más personales e innovadores del hip hop estatal, y verdadero protagonista de la noche gracias a sus certeras dosis de contenido virtuosismo tras los platos. A continuación, saltó al escenario el MC Juan Solo, acompañado para la ocasión por Bass Basilio. Así, fueron presentando temas de sus dos últimos trabajos, los aclamados Quimera y Todo el mundo lo sabe, descargando ritmos cargados de funk, soul y electro futurista, a ratos sensuales, a ratos oscuros, descolocando a aquellos que esperaban encontrarse con aquel deje aflamencado que les dio fama en su primer LP, y que ahora sólo se manifiesta diluido en destellos como las bases de la deslumbrante Prisma. Y es que este grupo gusta de ir siempre varios pasos por delante del resto: ahora que el hip hop con acento andaluz parece algo asimilado, domesticado, ellos, quizá los pioneros en trazar esa senda, ya se encuentran lejos de allí. “La música en el club/ es una puta mierda/ aquí te ponen buena/ no pinchan superhits/ el DJ no está en venta?, proclaman en No cabe nadie.
Solo los Solo son auténticos supervivientes de la primera generación de hip hop digno en castellano, tienen muchísimas tablas, y lo demuestran en directo. Nada más empezar conseguían que una buena parte del público se pusieran en pie a bailar (por primera vez en este Juvecant), les hacían corear algunas de sus letras (inolvidable el momento en el que se esforzaron en vano para que el público siguiera el estribillo de Staway), detenían el ritmo, soltaban monólogos, incluso bajaban a rapear a las butacas…
Por desgracia, pienso que no se puede decir que este fuera un concierto sobresaliente, y es una pena que posiblemente no llegó a serlo por causas ajenas a la propia banda. Por un lado, un retraso en el vuelo que les acercaba a Santander hizo que la actuación no diera comienzo hasta las 23:15, un horario imposible para un miércoles, lo que enfrió los ánimos del respetable, e incluso consiguió que más de uno se retirara antes de la llegada del grupo. Aun así, se completaron casi tres cuartas partes del aforo. Por otro lado, no nos engañemos, una iglesia como el salón de actos del Paraninfo no fue construida pensando en el hip hop. El concierto pedía cercanía con el grupo, baile, sudor, algo difícil de conseguir en un recinto tan frío. Por si esto fuera poco, el sonido no estuvo tampoco a la altura. Lamentablemente, en el mismo salón en el que días antes habíamos entendido las palabras de Antonio Luque pese a su tosca dicción, apenas podíamos seguir letras tan jugosas como, por ejemplo, la de ese retrato del desencanto desde el cinturón industrial que es El chico del 9.
Así que, ya pasadas las 0:30 de la madrugada, salimos con un regusto agridulce: estuvo bien, pero pudo haber sido mejor. Otra vez será, esperemos.

2 Respuestas para “Solo los Solo – Juvecant 4/01/06”
  1. Robreto dice:

    :mrgreen::mrgreen:Pero que bien escribes. Cada día mejor.

  2. Mifune dice:

    😳

    Estoy viendo las listas de la RDL y les ponen de 2º mejor directo del año… 😐

    La que podía haberse liado 🙁

  3.  
Deja una respuesta

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>