Por Santiago V.M.


Foto: Sonia Higuera

“The Spanish Peasant” inicia su trayectoria en el 2009. Sus dos primeros discos, «Home» y «El sueño de Lluvia», fueron considerados «mejor disco del año» en Cantabria por la revista musical Mondosonoro. En el año 2015 presentaron su último trabajo “The whale & the Ocean”, una propuesta conceptual, en la que la banda evoluciona hacia la diversidad sonora. Aún así no pierden su identidad, moviéndose entre la creación de atmósferas, las dinámicas y los “juegos” musicales. De forma natural, por cambios en su formación, el grupo afronta una nueva etapa con el lanzamiento de su cuarto disco, «Pronóstico reservado».

Lo mas destacable es el cambio al castellano en las letras de sus canciones. Es un trabajo más explícito en la narración y enérgico en el sonido, cercano al pop-rock y no tanto al country-folk americano que los identificaba, aunque mantienen cierto eclecticismo, fruto de la composición colectiva y la premisa de “lo importante es pasarlo bien”.


Spanish Peasant son Gema (Vocalista), Javi Lost (Vocalista y guitarra acústica), Nico (Bajo, banjo, guitarra acústica), Santiago Buil (Batería y coros), David G. Estébanez (Bajo, teclado, coros). Aunque este último trabajo tiene ya unos cuantos meses, hemos aprovechado este tiempo de confinamiento para que nos contesten unas preguntas…

• Tengo que decir que no he escuchado los dos discos que hay entre el Home y este Pronóstico reservado así que si ha habido cambios paulatinos, no lo sé. Lo que más me llama la atención seguramente es el hecho de haber pasado a cantar las canciones en castellano…
Javi Lost: Quizá el principal cambio que ha habido desde Home es que SP ha pasado de ser un dúo de voz y guitarra con músicos de acompañamiento en el que yo daba salida a mis temas a un grupo que todos sentimos como nuestro proyecto y al que todos aportamos arreglos y canciones.

El cambio al castellano ha sido un impulso natural movido por una necesidad. Gema y yo como letristas del grupo, queríamos que el mensaje de las canciones llegará de inmediato al público. Esa es una de las frustraciones que puede tener un letrista cuando escribe en inglés y vive en España, que su mensaje no llegue a tanta gente. Quien quiera indagar puede encontrar las letras en nuestros discos y en nuestro Bandcamp, pero ya tiene que hacer el ejercicio de…

• Ventajas e inconvenientes que da el castellano
J.L.: Hay una obvia ventaja del castellano frente al inglés, y es la comentada en la anterior pregunta. Te entiende el 100% del público. La principal ventaja del inglés es que si en un concierto te olvidas de la letra de una canción y te inventas cualquier cosa, probablemente nadie se dé cuenta (jaja).

El castellano por otra parte, como es sabido, es una lengua más difícil frente al inglés, musicalmente hablando. Es menos suave, menos dulce, y es más complicado condensar un mensaje en tres o cuatro palabras, como en inglés. Luego, hay matices diferentes y muy interesantes entre las dos lenguas. Tanto en inglés como en castellano la voz que sale es distinta, la manera de cantar, el timbre, todo cambia. Para los cantantes es algo muy inquietante y fascinante a la vez. Te redescubres y entras en un viaje introspectivo en el cual experimentas con tus desconocidas capacidades.

• Leo en otra entrevista que ahora tenéis un sonido más Standard, más comercial. Joder, a mi, salvo alguna excepción, hacia el final del disco, me parece que ahora sonáis más folk-blues, rollo rural, pero del clásico, música de raíces ya sabes… (como digo, comparando con el primero)
J.L.: En los primeros discos había violín, contrabajo, instrumentos que aportan timbres no tan habituales en un grupo de rock. Ahora, sin embargo, tenemos una formación digamos más clásica: guitarras, teclado, bajo y batería. Supongo que nos referiríamos a eso en la entrevista que mencionas. Dependiendo de con qué instrumentos grabes una misma canción, esta te puede evocar muy distintos paisajes.

• Si que Surada o Ley de gravedad o Hekla suenan diferentes. Hay más cosas, tienen otros sonidos, aquí si que se abre el abanico. (Pero es como un paréntesis de tres canciones)
J.L.: No lo sé, no hemos analizado mucho las influencias que hay detrás de cada canción. Sí, supongo que el «country-rock-folk-de raíces» o como lo quieras llamar está en la base de muchas canciones. Pero entre los 5 escuchamos cosas muy variopintas e imagino que, de alguna manera, todo se acaba filtrando en el resultado final.

• Por cierto, el punteo de eléctrica de Ley de gravedad me parece cojonudísimo. Por otra parte, hay una parte del fraseo que me recuerda mucho a El hijo de Dios de Nudozurdo
Nico: Muchas gracias, sin caer en el tópico de un solo por canción de vez en cuando nos gusta trastear un poco.

• Mark Stuart y Stacy Earle… Ritchie Blackmore y Candice Night… Javier Lostal y Gema Martínez… ¿Qué tal queda todos en una línea?
J.L.: Buuuf, no sé, jejeje. A mi me encanta que cada persona se cree su propia película, que viaje a sus propios mundos y que vea referencias allá donde otras ven todo lo contrario. En parte, esa la magia de la música y de cualquier forma de arte.

En cualquier caso ese formato dúo lo tenemos algo abandonado a día de hoy. Who knows in the future.

• Santi estuvo desde el principio. Hace un tiempo también se incorporó David ¿Ahora mismo se puede decir que tenéis a la mitad de Lazy en el grupo no? Mal no os puede ir… ja, ja, ja.
Santi: Sólo al 40% en realidad (jaja).

J.L.: Nos conocemos desde hace muchos años, hemos compartido alguna vez escenario, nos hemos mezclado para formar bandas puntuales para algún evento colaborativo, ahora ensayamos en locales contiguos, aunque incluso hemos llegado a compartir local hace unos años… Eran suficientes factores para saber que la fórmula iba a funcionar desde el principio. Hay veces que entra gente totalmente desconocida en un grupo y lleva tiempo conocerse, compenetrarse. A veces funciona increíblemente bien y a veces no. En este caso, con la entrada de David, fuimos a lo seguro, queríamos enderezar de nuevo el barco cuanto antes tras un período de 2 años un tanto inestable.

• Nico no se de dónde sale… ¿En qué grupos ha tocado?
J.L.: Nico sale de varios proyectos, aunque no llevaba mucho tiempo en la «escena» como tal. Todo surgió cuando fuimos a verle tocar en un concierto de un dúo instrumental que tiene llamado «Pánico». Nos dejó boquiabiertos con su destreza y gusto tocando la guitarra, así que le propusimos tocar el bajo, jejeje. Así fue, en serio, era lo que necesitábamos en ese momento y estábamos seguros de que iba a aportar líneas armónicamente interesantes y una base sólida. No obstante, también grabó alguna guitarra (arreglos y solos) en nuestro disco “The whale and the ocean”. No podíamos desperdiciar ese talento.

Más adelante, sobre todo con la entrada de David, ha ido dejando el bajo de lado para darle más a la guitarra.


Foto: Sonia Higuera

• Lo que es cierto es que habéis ido cambiando de músicos porque del principio ya sólo quedáis Gema, Javi y Santi ¿No? ¿Les tratáis muy mal?
Santi: Fatal, James Brown era una Hermanita de la Caridad a nuestro lado (jaja). En serio, estamos muy contentos y agradecidos con toda la gente que ha pasado por la banda pero, ya sabes lo que pasa en los grupos “no profesionales”, que los trabajos, la familia, otros proyectos musicales… hacen que a veces las formaciones no sean muy estables.

J.L.: Aún así, en 11 años, podemos decir que Spanish Peasant ha tenido dos formaciones, la de los primeros años, hasta 2015, y la formación actual con la que llevamos 3 años y medio. Ha habido algún tiempo de transición entre medias, lo cual es lógico; incluso durante un año y pico estuvo con nosotros un chelista que grabó “The whale and the ocean”. Así que haciendo balance, consideramos que hemos gozado de bastante estabilidad, teniendo en cuenta todas las dificultades que entraña compaginar la vida de 5 personas. De hecho, hemos publicado 4 discos. Eso no habría sido posible sin un mínimo de estabilidad.

• ¿Y la idea de grabar con Hans Krüger? En principio grupos como Half Foot Outside o El Columpio Asesino no parece que tengan mucho que ver con vosotros. ¿Cómo acabáis en su estudio?
Santi: La idea era estar una semana juntos y aislados de nuestra vida diaria para poder dedicar todo nuestro tiempo y energías a la grabación del disco. Queríamos vivir esa experiencia al 100%. Para ello, salir de Cantabria era lo más adecuado. Y el estudio de Hans ofrecía lo que necesitábamos.

Lo grabamos allí, pero la mezcla la hizo Pablo Cano en los Decano Estudios, y el barniz final, el máster, lo hizo Javier G. Escudero aquí, en los Estudios Cubex de Cantabria

•¿Queda algo del Javi Lost que cantaba y tocaba en Hannah?
J.L.: Spanish Peasant nació paralelamente a Hannah. Necesitaba sacar cosas dentro de mi que no tenían hueco en un proyecto de rock progresivo. Es normal, le pasará a casi todos los artistas. Somos seres complejos. Antes de Hannah tenía un grupo de música grunge/alternativa, “Rain”, y antes estaba en uno “pop”, y así pasa la vida… He tenido la suerte de poder escuchar de pequeño música muy diversa. Soy Hannah, soy Rain, soy Reserva Dos, soy Spanish Peasant, soy Granujas del Swing, Joe Ventisca & the Huckleberries, soy Javi Lost etc, etc… Y seré más cosas en el futuro. En los proyectos más íntimos soy más “yo” conectado a mi mundo interior, y en los grupales, soy “el yo” abierto, influido y amoldable por el mundo exterior. Vamos, que no he descubierto la fórmula de la piedra filosofal con esta respuesta, pero es que no hay otra.

Es un enriquecimiento y un crecer a lo largo de toda una vida, que de eso se trata, no? Y cuando ya eres un hombre sabio, la palmas, jajaj.

•¿Y ahora cómo veis el futuro de la banda con el tema este del COVID-19?
J.L.: Aunque parezca que ahora hay tiempo para todo, hay ciertas actividades y proyectos en los que cuesta centrarse, y el futuro de la banda es uno de ellos. Confiamos que todo vuelva a colocarse en nuestro interior poco a poco y retomemos las pasiones con fuerza.

Haciendo un análisis objetivo, está claro que esta situación nos ha trastocado planes a corto plazo, pero también nos viene bien para tomar distancia y reflexionar a nivel de grupo hacia dónde queremos ir con las nuevas ideas. Llevamos meses trabajándolas y ahora están ahí, posando, revisándose… Echamos de menos poder juntarnos para ensayar y arreglar los temas juntos, es parte de nuestra rutina y día a día que ahora hemos visto arrebatada, como otras tantas, y lo extrañamos, pero como te digo, tampoco está entre nuestras prioridades en este momento. Ahora cada uno en su casa va maquinando nuevas ideas. Ya llegará el día de ponerlas en común. No te puedo dar muchas mas pistas, no tenemos ni idea de lo que nos aguarda

Los comentarios están deshabilitados.