La noche comenzó (más allá de la hora prevista, como venía siendo habitual) con el escepticismo del público que se encontró ante una curiosa formación que muchos ni siquiera conocian.
Dead Capo asaltó el escenario del Paraninfo: un saxofón, un contrabajo, una guitarra eléctrica, y una batería.
Y de tan diversos instrumentos comenzó a brotar uno de los temas de la Banda Sonora de McHammer.
Y desde ese momento en aquel recinto se produjo una evolución sin igual. Al mismo tiempo que el público pasaba del estupor al entusiasmo, la banda abandonaba los sonidos más clásicos del Jazz y se adentraba en terreno experimental, conforme las ovaciones del respetable aumentaban exponencialmente.
Diversos temas propios, como Vendetta, inundaron el Paraninfo, pero también muchos homenajes y versiones renovadas de clásicos del género.
Desde luego eran pocos quienes esperaban un concierto como el que tuvimos ocasión de presenciar. Ochenta intensos minutos de buena y original música que no dejaron a nadie indiferente, y que nos encantaron a la gran mayoría, en especial a quienes descubrimos tan singular banda en una noche que poco a poco quedaría grabada en nuestra retina y en nuestro oído.

Tras un descanso que, teniendo en cuenta las horas a las que tuvo lugar (y que el día siguiente era miércoles), se hizo eterno, Quique González se sentó en una silla en el centro del escenario acompañado únicamente por su guitarra, su armónica, su teclado y un gran guitarrista: David Gwynn.

Un concierto íntimo que repasó de ‘pe’ a ‘pa’ la carrera del madrileño que acapara ya cinco discos en su haber. Muchas de las canciones de su último disco, La Noche Americana, un tema inédito, y algunos de sus clásicos: Pájaros Mojados, Salitre 48, Kamikazes Enamorados, Torres De Manhattan… De nuevo ochenta minutos que se quedaron cortos, faltando algunos temas tan carismáticos como Aunque Tú No Lo Sepas, sin que ello nublara semejante noche (aunque la lluvia sí nos acompañara), que terminó con un concierto que, sin ser el mejor directo de Quique, sirve perfectamente a quienes lo desconocieran para hacerse una idea global de su trayectoria. Sólo lamentable la espantada de público en el mencionado descanso, que hizo que el concierto más largo del ciclo JuveCant 2005 fuera uno de los menos numerosos en cuanto a asistentes.

Una vez más, y no me cansaré de decirlo: una noche para no olvidar ; )

2 Respuestas para “Dead Capo + Quique González (Martes 3)”
  1. stoner dice:

    la noche americana, no madrileña.. je, je

  2. Emper dice:

    Glups 😳
    Se me piró la pinza, que lo escribí antes de ayer a toda leche 🙄

  3.  
Deja una respuesta

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>