Calvin y Hobbes

Hace algunos días, comentando sobre la serie de moda Perdidos-Lost, especulábamos sobre el origen del nombre de alguno de sus protagonistas (Rousseau o Locke); Calvin y Hobbes efectivamente provienen de personajes históricos: Calvin (Calvino para los hispanoparlantes) era un teólogo del siglo XVI que creía en la predestinación, mientras que el filósofo Hobbes (siglo XVII) se hizo popular por su ‘visión un tanto oscura de la naturaleza humana’. Viendo las tiras, no pueden ser más apropiados sus nombres.

Calvin es un niño con una extraordinaria imaginación que tiene como mejor amigo al tigre Hobbes (la dualidad animal-peluche es una indefinición que no afecta al desarrollo de las historias; para Calvin es un tigre y eso basta, es innecesario saber si sólo es fruto de su imaginación o una especie de encantamiento).

Las historias son de lo más variopintas: desde el suplicio de Calvin en el colegio, pasando por la desternillante creatividad de sus muñecos de nieve y la peculiar relación que mantiene sobre todo con su padre.

Muñecos nieve Calvin

Pero para mi gusto, los mejores momentos son los diálogos con Hobbes y el sentido práctico que tiene éste frente a las preguntas del niño y, sobre todo, la genial metáfora que es lanzarse cuesta abajo en el trineo o en el carrito mientras ambos conversan sobre el sentido de la vida.

Bill Watterson, el creador de Calvin y Hobbes, es realmente una persona peculiar. ¿Alguien se imagina dónde estaría Michael Jordan si hubiera dicho NO a vender ropa deportiva con su nombre? Seguiría siendo el mejor jugador de baloncesto de la historia, pero con toda seguridad, no hubiera salido como la segunda persona más popular en China (tras Deng Xiao Ping) en los años noventa. Nunca podrás ver camisetas, tazas, cuadernos, cereales con la imagen de Calvin y Hobbes. Según su autor, el mundo de Calvin está en las viñetas, no en esos productos (incluso ironiza esta situación en una tira)… Casi, casi, la misma postura que adoptó Tim Burton con Pesadilla antes de Navidad(sarcasmo). Sus disputas con los editores y los syndicates (empresas encargadas de la gestión y distribución de las tiras de prensa) han sido memorables y todo por salvaguardar e intentar desarrollar al máximo su Arte (como él mismo lo define). No es de extrañar que sus tiras diarias ‘murieran’ (por cansancio del propio autor) en el año 1995, con diez años de vida en su mejor momento. No obstante, periódicamente aparecen ediciones con recopilaciones de las tiras diarias y semanales, para regocijo de sus incondicionales.

En fin, unas historias geniales para un autor aún más genial y respetable por sus ideas. Os recomiendo esta web para leer algunas tiras… pero luego a comprar, ¿eh? www.calvinyhobbes.com

Calvin y Hobbes conspirando

5 Respuestas para “Calvin y Hobbes”
  1. Bruno dice:

    🙂 Son una caña…

  2. willy dice:

    Gracias por la info dunker. Desde hace años sigo la pista a estos dos, leyendo y devorando todo lo que me caia sobre ellos. Son mi comic favorito, delante de mafalda … sin comentarios.

  3. Mifune dice:

    Bueno, Calvino fue el que creó un cuerpo teológico y desarrolló una estructura institucional para la reforma protestante que décadas antes había acometido Lutero; el modelo de organización municipal basado en la moral religiosa, bastante talibán, fue seguido por las comunidades protestantes de media europa.
    Hobbes es recordado sobre todo por su obra “Leviatán”, una apología del estado absolutista siguiendo la metáfora del monstruo que todo lo devora.

    Un clásico del cómic.

  4. dunker dice:

    Gracias por el complemento biográfico, Mifune. En mi artículo sólo quería destacar el rasgo del personaje en el que se había inspirado Bill Watterson para otorgar los nombres (según sus propias palabras).

  5. Betamax dice:

    De hecho, el libro se llama Leviathan, como el demonio marino, pero no por connotaciones negativas, sino como metafora. Osea, el libro dicta la manera de crear un Estado artificial para la supervivencia humana, como si se tratara de una nave en el océano que los mantuviera a flote. En Hobbes el Estado no es algo dañino, si no más bien lo único capaz de controlar la violencia humana.
    Y en fin, ya se q el artículo es viejo, y mis palabras pedantes…pero demonios! De algo me tiene q servir saberlo!

    PD: En mi opinión el verdadero “taliban” de la reforma era Zwinglio.
    PD2: El comic es buenísimo.

  6.  
Deja una respuesta

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>