Hechos, dichos, ocurrencias y andanzas de Bardín el Superrealista” se ha erigido en la gran triunfadora del palmarés de la última edición del Salón del comic de Barcelona, al llevarse los premios a la mejor obra, el mejor dibujo y el mejor guión.

Unos galardones que se unirán a los muchos que suponemos adornan las vitrinas de la casa de su autor, Max, sin una de las figuras más interesantes que ha dado el comic patrio. Su carrera arranca en el campo del comic underground de inicios de los ochenta, con personajes tan entrañables como Peter Pank, para ir abriéndose a nuevos retos como el de escribir para un público juvenil en La biblioteca de Turpin, su colaboración con Radio Futura en El canto del gallo, o su participación en la aclamada revista Nosotros somos los muertos. Esto sin dejar de lado otros trabajos como diseñador (así de memoria, recuerdo haber visto desde bolsas de la FNAC a las mascotas del centenario del Barça) o como animador (recordemos, por ejemplo, el vídeo de “Y además es imposible” de Los Planetas).

La Cúpula editó en el 2006 “Bardín el Superrealista”, tomo recopilatorio de historietas cortas aparecidas anteriormente en diversas publicaciones. El comic puede ser disfrutado a muchos niveles: desde un sencillo y simpático comic de humor sin pretensiones, hasta la crítica y la reflexión sobre la política, la religión o la sociedad de consumo. Sin dejar de lado, por supuesto, el homenaje toda la iconografía del surrealismo (referencias a Buñuel, Dalí, Ernst… completadas por el autor con aportaciones sacadas de la cultura de la televisión por satélite y el Todo a 100), utilizadas como juguete visual, al mismo tiempo que como vehículo para representar miedos, frustraciones, sentimientos reprimidos y pulsiones de sexo y violencia.
El dibujo, tal y como Max nos tiene acostumbrados, se basa en la línea clara y colorista, aparentemente sencillo e infantil, pero altamente expresivo y minucioso.
Mientras leía este cómic, no podía dejar de pensar en el gran parecido físico entre Bardín y el personaje de Jimmy Corrigan de Chris Ware; similitudes que en algún momento también se evidencian en encuadres, recursos narrativos… ¿Casualidad u homenaje? Ni lo sé ni me importa.

En definitiva “Bardín…” es un canto a la imaginación, una pequeña delicia de creatividad desbordada que no hace más que confirmar que Max sigue siendo tan grande como siempre.

2 Respuestas para “Bardín el Superrealista”
  1. dunker dice:

    Por fin lo leí. Y me ha dejado muy frío. Lo mejor: las historias de los sueños. Pero es uno de esos cómics que luego me da rabia pensar los euros que me han costado.

  2.  
Deja una respuesta

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>