Maus Art Spiegelman

En una época muy propicia para regalar libros, un par en los que (extrañamente) coinciden crítica y público son El niño del pijama de rayas (de John Boyne) y Las Benévolas (de Jonathan Littell), ambos con el terror nazi de telón de fondo. Aprovechando esta nueva oleada de interés por la tragedia que asoló Europa, es una buena oportunidad para dar a conocer este extraordinario cómic : Maus, premio Pulitzer en 1.992, es la obra de Art Spiegelman en la que narra la biografía (y el proceso de redacción de la misma) de su padre Vladek, un superviviente del Holocausto; con la peculiaridad de que los personajes son animales antropomorfos y la lograda metáfora visual que presenta a los judíos como ratones y a los alemanes, como gatos.

Maus - Vladek y Art - Ejército

La historia comienza con Art visitando a su padre Vladek para iniciar la grabación de los recuerdos de éste durante la Segunda Guerra Mundial y, a través de ellos, crear un comic con la historia de un judío que sobrevivió a la Solución Final. De este modo, el lector contempla dos escenarios completamente diferentes:

– La actualidad, basado en las relaciones personales entre Art, su mujer Françoise, Vladek y la segunda esposa de este, Mala. Se producen curiosas escenas cotidianas con metareferencias al propio Maus (por ejemplo, en determinadas ocasiones los personajes dicen: “esto deberías incluirlo en el comic” o “esto no lo incluirás, ¿no?”).

– La opresión nazi, narrada mediante flashbacks enlazados a la actualidad por matizaciones de Vladek o preguntas de Art.

Maus - Vladek y Art - Ceniza

Vladek, el padre, es el tópico judío rácano y agarrado; da a entender que en su primer matrimonio (con Anja) valoró mucho el dinero de la familia de su esposa a la hora de decidirse por ella, mientras que no quiere que Mala herede su dinero. Hay numerosos detalles de este carácter tacaño (coge cables de la basura, no da cerillas porque las ha contado y las tiene justas, devuelve cereales empezados al supermercado, etc.), pero es que, además, es racista y desconfiado: un encanto de persona. Ni el propio Art aprueba la actitud de su padre; se podría sacar la sesgada moraleja de que Vladek se hizo así por el sufrimiento que padeció, pero su hijo es objetivo y le representa tal como es, exponiendo todos los detalles zafios (o al menos, dudosos) de su personalidad anteriores a la persecución de su etnia (su primer matrimonio, afición por el trueque y el ahorro…). No obstante, parte de la grandeza de Maus reside en que a pesar de esbozar un protagonista tan lleno de defectos, no concibes cómo se pudo llegar a ese nivel de crueldad con seres humanos.

Maus - Art - Cadáveres

Inicialmente Maus se publico como una serie de pequeños cómics de 3 páginas en una editorial underground (Apex Novelties) en 1972. En 1977 se publica todo el material agrupado en dos volúmenes separados: Volume I: “My Father Bleeds History” y Volume II: “And Here My Troubles Began”; después, en 1.987, se vendería en un único volumen (aunque en España no se publicó la obra completa hasta el 2.001).

Al comienzo del Volumen II, se contempla a Art, abrumado por el éxito del Volumen I, con una careta de ratón (otra genial metáfora visual) y sintiéndose culpable por conseguir tanta fama y dinero por narrar la masacre que sufrieron los suyos durante la Segunda Guerra Mundial o por las secuelas de la misma (el suicidio de Anja, aunque deja la puerta abierta a todo tipo de conclusiones). Su estado de ánimo es tan bajo que acude al psicoanalista, donde tras una interesantísima discusión sobre las implicaciones de sobrevivir o morir ante un genocidio arbitrario, recupera las fuerzas necesarias para acabar Maus.

En ese mismo inicio del Volumen II, Art ironiza sobre la marea de interpretaciones acerca de la elección de los animales para cada nacionalidad, sobre todo en los no tan evidentes como alemanes, judíos y polacos: ratones judíos, gatos alemanes (cazadores de ratones), cerdos polacos (por la traición hacia el pueblo hebreo), perros americanos (fueron tras los gatos), ranas francesas, ciervos suecos, peces ingleses, mariposas gitanas…

Maus - Vladek y Art - Marcha prisioneros

Los pasajes localizados en Austchwitz nos detallan planos y terroríficas peculiaridades del campo de concentración más (tristemente) famoso de las que luego han bebido, sin duda, películas como La lista de Schindler o La vida es bella.

Maus es una obra sensacional donde además de ilustrar Historia, tenemos toques de comedia (las discusiones con Vladek), amor (la inolvidable historia entre Vladek y Anja), terror (barbarie de la guerra) y emoción, como cuando acabando la novela gráfica, descubres realmente que al ratón que le hacen todas esas perrerías es un humano.

Otros links de interés:
www.guiadelcomic.com
www.mazingervigo.net
www.archivodenessus.com
www.leelibros.com
tirafrutas.blogspot.com

6 Respuestas para “Maus, de Art Spiegelman”
  1. pachorra dice:

    Já, lo terminé de leer ayer, k weno k lo vea aki, 100 por 100 recomendable aunque la traducción es insufrible

  2. dunker dice:

    Ya somos dos los que le recomendamos, pachorra. 😉

    Respecto a lo que comentas de la traducción, no sé qué edición has leído o a qué te refieres en concreto.

    Si por ejemplo, te fijas en la tercera imagen del artículo, en la segunda viñeta Vladek dice: “Eres soltando ceniza en la alfombra, ¿Quieres dejar esto como una cuadra?”. En algunas ediciones creo que no lo decían, pero en la que tengo yo hay una nota de la traducción nada más comenzar en la que especifican que Vladek comete errores al hablar en la edición original, debido a que su dominio del inglés deja algo que desear.

  3. pachorra dice:

    aaaaaaaaaaaah, me lo imagine en todo momento que seria eso, pero es que el viejo no para de hablar, la verdad que acabas tan loco como el pobre artie en sus entrevistas jajaja

  4. Alf dice:

    Es genial Maus. Lo compré hace años. Y lo he regalado varias veces.

    Lo que comentais de los errores gramaticales… en la versión original (la que tengo yo) muchas frases son “incorrectas” por la influencia del yiddish en el inglés neoyorquino. Supongo que traducido es más difícil mantener la intención original.

  5. […] imágenes. Marjane no es ninguna Simon Bisley ni una Arthur Adams, para que nos entendamos. Incluso Maus parece complejo a su lado. Pero compensa la sencillez (que no mala calidad) de su trazo con un […]

  6. mae dice:

    hoy termine el uno y despues lei el dos
    es muy inteligente y muy bueno

  7.  
Deja una respuesta

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>