“No tengo ninguna responsabilidad en mis canciones, sólo soy un médium” Remate

Ese momento suspendido, como de thriller, ese espacio donde todo queda revelado pero donde cualquier cosa puede suceder… “Una araña a punto de comerse una mosca”. Ese instante, necesario al fin y al cabo, le ha servido a Remate para envolver su primer disco íntegramente en castellano, y a Todos Nosotros para lanzarnos a las arenas movedizas de la edición discográfica.
Atrapados unos y otros en la misma telaraña, emocionados y orgullosos, presentamos su octavo trabajo. Siete canciones que abordan el misterio y la sorpresa como una íntima y cotidiana ciencia ficción. Un recorrido vibrante en los detalles y apuntado por arreglos extraordinarios.
Para esta delicada expedición, el productor tenía que ser alguien muy cercano a Remate, capaz de fijar el rumbo y precisar las inesperadas líneas que demandaban las canciones. Nadie mejor que Carlos Toronado (PAL), cuya labor ha sido fundamental dentro y fuera de su estudio, esa Zona Temporalmente Autónoma, para aterrizar con plenas garantías. Además, regresa Kike Pierrot (PAL)… porque fueron muchos los conciertos y discos compartidos, y muchas son las afinidades.
Como pasara en anteriores episodios, en otras metamorfosis, el círculo podría cerrarse aquí, pero aún hay más. Marina Gallardo (a punto de publicar su tercer lp) canta en varios temas añadiendo nuevos tonos a las historias y remarcando las imágenes. Se suman también a este proyecto Ojo (La Débil) y otros tres músicos de formación clásica para las secciones de viento y cuerda, que terminan por expandir el repertorio hacia una dimensión inédita en su carrera.
El disco estará a la venta desde el 1 de abril, y quién mejor que el propio Remate para presentarlo: “En este disco intento capturar el ruido de fondo de las cosas verdaderamente importantes: las palabras escondidas en el vaho del cristal, las onomatopeyas de las artes marciales y los gemidos del tantra, las ondas de radio que se quedan suspendidas si el clima es húmedo. Y para eso necesito innumerables voces, baterías, percusión, guitarras, bajos, teclados, violines, chelos, violas, trompa, glockenspiel, autoarpa y un largo etc. Y algo de suerte.”
Santander será el primer lugar para presentar su nuevo trabajo (6 de abril, Escenario Santander). De momento, Fernando Martínez De La Serna (Remate) contesta unas cuantas preguntas:

Imagino que te lo habrán preguntado un montón de veces pero yo no lo sé. ¿Por qué te pusiste Remate como nombre artístico?
Eso me pregunta mi abuela. Fue un momento de intoxicación, había comido tantos cangrejos de río (30) que me creí uno de ellos, y me lancé al río a bucear y casi me ahogo. Me hicieron la respiración boca a boca y cuando desperté ya había publicado un par de discos con semejante nombre artístico, Remate ¡Válgame Dios! Ni siquiera suena católico o suficientemente acrobático.
Creo que eres uno de los artistas más originales que tenemos por aquí. No encuentro cómo definir con palabras tu trabajo. Lo único que se me ocurre es INCLASIFICABLE. ¿Tienes tú alguna definición mejor para los que se acerquen a tú música por primera vez?
Gracias. Yo definiría mi música como rosa genital, o rojo desvaído y a veces azul piscina (nudista).

Con la mayoría de los grupos cuando alguien te pregunta “A qué suena? ¿A qué se parece?” puedes contestar… “Es similar a tal grupo”… Contigo no sé contestar. Remate se parece a Remate. Lo más que se me ocurre es Lou Reed y de manera lejana. Entiendo que la mayoría de los músicos aspiran a sonar a sí mismos. Yo creo que tú lo has conseguido. En cualquier caso… si tuvieras que citar tus influencias o favoritos…
Lou Reed me entusiasma, y East River Pipe, Silver Jews, Harpers Bizarre, Robert Wyatt, De La Soul, RZA, Modern Lovers, Beatles, Beach Boys, Magnetic Fields, Liz Phair, Moldy Peaches, Curtis Mayfield, Half Japanese, Bad Brains…
Lo que está claro es que provocas adhesiones inquebrantables. Javi (Delfuego producciones) te va a traer a tocar aquí por tercera vez en los últimos tres años. Una por año… Lo mismo te compensa cogerte una casita aquí…
Con que me pongan una calle y un plato típico y una cala y unos puros y un día del calendario a mi nombre me conformo.
Otro seguidor, forofo y fanático es Luisbe, hasta el punto de que tu disco va a ser la primera referencia del sello que ha creado recientemente, junto a otros socios. (Todos Nosotros) ¿Cómo te ha convencido? Estarás contento de tener ese honor.
Espero que todos estemos contentos y comamos perdices, y nos inviten a la Moncloa algún día.
Por cierto, llevas ya unos cuantos sellos discográficos a las espaldas… ¿Eres culo de mal asiento?
No contesto sobre temas que no sean acerca de mi vida privada.
Tu nuevo disco se llama “Una araña a punto de comerse una mosca”… El anterior disco “Superluv” estaba inspirado en actrices porno… ¿En este las musas son insectos?
No. La musa siempre ha sido la misma, mi Laurie Allen, AB (como digo en Superluv). Este disco cuenta la historia de una playa repleta de gente, chapoteando, pasándolo genial, unos haciendo castillos de arena y otros hablando de la guerra civil. Y a lo lejos se vislumbra una aleta de un tiburón… Aunque parece mentira resulta que era verdad, un gran tiburón se acerca cada vez más a la orilla, y el terror lo inunda todo, y la sangre, y las vísceras. Esta era mi intención, pero la historia resulta que ya fue una película de éxito, por lo tanto cambié de idea y decidí cantar sobre esos momentos inevitables, naturales aunque terroríficos, a veces de belleza extrema, como cuando una araña está a punto de comerse una mosca, o sobre el vuelo de una cometa, o el instante justo antes de morir, mientras una cheerleader dibuja círculos de amor invisibles en el aire con sus pompones.

Por cierto, estoy en contra de los discos cortos… parece que ahora está de moda sacar cinco o siete canciones, muy cortos de duración, como si fueran EPS… Soy un poco raro para estas cosas… ¿No había más canciones?
Me sobran canciones pero quería hacer un disco solidario con los que sólo saben contar hasta siete.
Tengo un amigo que quería saludar a Carlos Toronado… no va a ser posible ¿no? El año pasado te vimos sólo en la biblioteca y luego acompañado en el Café de las artes. Me gustaron los dos, no en vano, no pensaba ir al segundo y acabé repitiendo. ¿Qué formato prefieres tú?
Me gustan todos los formatos. Todos. Disfruto con todos. Disfruto con todo en la vida en realidad, soy como Sissy Emperatriz.
Tienes formación de música clásica… Supongo que distinguirás perfectamente el grano de la paja… ¿Eres muy exquisito a la hora de escuchar otras bandas nacionales o mismamente para escoger los músicos que te acompañen?
No creo que sea necesario responder a si soy exquisito o no con quien toca conmigo y etc, a la evidencia me remito.
Dices que en este disco intentas capturar el ruido de fondo de las cosas verdaderamente importantes: las palabras escondidas en el vaho del cristal, las onomatopeyas de las artes marciales y los gemidos del tantra, las ondas de radio que se quedan suspendidas si el clima es húmedo… Te imagino vestido de Cazafantasma… intentando capturar canciones sobre cosas que nadie ve… ¿Eres raro porqué sí?
No soy nada raro. No creo en los milagros. Y como de todo, soy omnívoro. Soy un animal racional, no soy una zebra, ni un kamikaze.
Las letras son también un mundo aparte, no se si decir alucinantes o alucinógenas… En este sentido se agradece el cambio desde el anterior disco al castellano… ¿Cómo decidiste el cambio? (Parece que últimamente la mayoría acaba pasando al castellano)
En cuanto al idioma… por muchas cosas, por el cambio de instrumento en la voz, y porque las historias que cuento me resultaron en un momento dado, mejor en un idioma con el que puedo hacer más vuelo sin motor.

¿Qué proceso utilizas para componer tus canciones? ¿Necesitas aislarte para sacarlas o eres de los que les asalta la inspiración en los sitios más insospechados?
Es todo cosa de inspiración. No tengo ninguna responsabilidad en mis canciones, soy un irresponsable, es cosa de la inspiración. Soy un médium, pero sin esoterismo de por medio.
A día de hoy y tal como están las cosas, alguien como tú, ¿Puede vivir exclusivamente de la música?
¡Cómo os inquieta este tema en Occidente! siempre. Sobrevivo, sólo que más feliz o menos reprimido que muchos otros que también sobreviven. En cualquier caso es lo de menos. Al menos lo de menos públicamente. Lo importante es la música, y si acaso. Y no quedarte en la despensa sin tabasco.
Hay medios musicales especializados del extranjero que se han hecho eco de tu música. ¿Cómo se consigue esa repercusión fuera de nuestras fronteras? ¿Te sientes mejor valorado fuera de España?
Agradezco a todos los que hablan bien de mí, aunque a veces necesitaría algún palo porque me lo voy a acabar creyendo y voy a ser peor que La Pantoja y Raphael juntos y revueltos.
¿Te han confundido alguna vez con Bigott? (Bueno, el es mucho más grande)
Me han confundido con Shirley Maclaine un par de veces, y con Spiderman un número impar de veces.
Este no es una pregunta, es una petición. La vez anterior me gustó mucho la versión en castellano que hiciste de A singer on the loose. (Decía algo así como Un zorro me dejó petrificado… creo). No la conocía, la escuché la primera vez así, y tiempo después la escuché en el disco, en inglés… Bueno, pues eso, si la vuelves a tocar encantado.
Me encanta cuando hay canciones inéditas que resultan ser las preferidas. OK, el pájaro, o el zorro, está en el nido.

4 Respuestas para “Entrevista con Remate”
  1. Stoner dice:

    ‘Una Araña a Punto de Comerse una Mosca’, según Antonio Luque (Sr. Chinarro)

    Dije con miedo que sí a la propuesta de escribir algo para la hoja de promo de este disco. Los de mi grupo me llaman DJ Sieso por lo rápido que saco del reproductor los CD que ponen en los largos viajes en furgoneta que hacemos los músicos en los buenos tiempos. En los malos chupamos cristales, como los caracoles. Dije sí con miedo, porque discos españoles suenan muy poquísimos en mis viajes: es una pena, ser un sieso (no os compadezcáis, ni intentéis que escriba para vosotros así como así). Me gustaría ser un tío amable, porque queda raro que tus compañeros acaben aislándose con sus iphones provistos de auriculares y las cabezas contra las ventanillas, siempre calientes o frías. Por ser amable dije que sí a Remate, pero de inmediato supe que me había metido en un lío: no soy un crítico musical, soy DJ Sieso, sin más. En fin, el disco de los Expertos Solynieve me había puesto de buen humor: cabe pensar en discos Made in Spain preferibles a los de fuera. Remate se ha pasado al castellano. Mejor: el extranjero está muy lejos, y hay un territorio extranjero de hispanoparlantes grande como cualquier ambición. Dije que sí, y aproveché que tenía que ir a Sevilla, a solas en mi furgo, y me puse este ‘Una Araña a Punto de Comerse una Mosca’ sin prisas por tomar notas mentalmente: no tenía presión alguna, si quería escribir sobre el disco lo haría, y si no, no. Decidí a la segunda canción que escribiría algo. Empecé a preocuparme más de mi propio lucimiento como escritor que del disco de Remate. Los artistas somos insoportables.

    Han pasado unos días, más de una semana. Tengo que mandar el texto al compañero R. Me pongo el disco otra vez, la segunda, y descubro que me lo sé entero, o casi. Esta es la señal. El disco vale la pena. No es una maqueta de un advenedizo, no es la paja mental de un loco amateur, no es la demostración de las habilidades de un aburrido con un garageband, no es uno de esos jóvenes que tocan la flauta por si suenan las groupies. Es arte, es trabajo, es cultura, será ocio (espero, por el bien de R y/o de los que publican el disco: una aventura, publicar, de la que habría que escribir aparte). Escribo pues primero sobre lo fundamental: lo que contiene el disco. Reconozco con deleite los cambios de acordes, las progresiones o como se llamen -pienso: este R controla, el nota-, disfruto los arreglos, repito o canturreo ya muchas frases de las letras, noto que me seduce esa falsa tranquilidad que gozan o padecen la araña y la mosca en el momento de la asunción de lo inevitable. Un ambiente psicodélico, de pop psicotrópico, más de farmacia que de camellos de uñas negras, más de folkie ilustrado que de rockero trasnochado, lleva mi recuerdo a un puñado de buenas canciones de Bongwater, Yo La Tengo, Beatles, Flaming Lips, Velvet Underground, OMD, qué sé yo, a las canciones que me gustan a mí, que no tienen por qué ser las que le gustan a R, de ahí que dijera que sí con miedo al encargo de escribir algo para la hoja de promo. Y, en fin, como no soy crítico pero sí un poco sieso, seguro que hay alguien esperando que ponga peros al disco de Remate, que dé la de cal o la de arena, pero que dé, y no, no voy a poner peros por varias razones: porque los dos, R y yo, somos moscas (o arañas), porque los dos volamos aún nuestras cometas y, sobre todo, porque no he encontrado peros, y para ponerlos tendría que encontrarlos, y ni siquiera los quiero buscar: cuando se disfruta un disco hay que ser un poco chungo, más que sieso, para ponerse a poner peros. Aunque unas canciones me gusten un poco más que otras (es lo normal), en un rato de nada el disco ha volado por el hilo de nuestra lengua, secretora de sentidos imaginarios, hasta su largo final, y te ha dejado con la tensión aliviada, como si de la tela de araña hubiesen sido expulsados con la ayuda de diazepán pulverizado los elefantes que se balanceaban: la tensión es ya otra, y las bocas de las moscas o de las arañas, buscan el momento de echar por fin el correspondiente buen trago para brindar por la mucha suerte con la publicación y la distribución, compañero.

    All the best.

    Antonio Luque

  2. Luisbe dice:

    Gracias, Stoner. Espero que os guste el concierto del día 6 abril.

  3.  
Deja una respuesta

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>