Foto: Noemí Elias Bascuñana

“Personalmente, el estilo me importa un pito” (Maika Makovski)

Desaparecer, el nuevo álbum de Maika Makovski, salió a las venta el 20 de septiembre.
Con canciones de la exitosa producción teatral del mismo nombre, Desaparecer cuenta con doce nuevas composiciones inspiradas en las obras de Edgar Allan Poe, abriendo el disco con la menlancólica A Dream Within a Dream, pasando por la desquiciada Nevermore y concluyendo con la definitiva Disappear.
El espectáculo ‘Desaparecer’ es la última producción del director de prestigio internacional Calixto Bieto y se estrenó en el Teatre Romea de Barcelona en julio de 2011, con Maika compartiendo el escenario con Juan Echanove. El espectáculo se estrenó con excelentes críticas en el marco del Festival Grec. Maika Makovski. El miércoles 9 de noviembre (21 horas), tendremos a Maika en la sala Heaven para presentarnos el disco. Gentle Music Men (acústico) serán los teloneros.
Entradas: Anticipada 10€ + gastos / Taquilla 12€ Venta de entradas online:http://es.herzio.fm/concerts/maikamakovski/7246.
Maika atiende amablemente a nuestras preguntas:

Teniendo en cuenta que el disco ha salido a partir de la representación teatral del mismo nombre y conforma la banda sonora de la misma. ¿Ver un directo del disco sin la obra de teatro es perder mucha información o cambia mucho la cosa?
No, el disco puede verse como una obra independiente con respecto a la obra. La obra todavía no tenía un guión cuando yo escribía las canciones, así que tienen mucho de mi propia idea de lo que significa “Desaparecer”, en mi mundo y en el de Poe.
Siguiendo este hilo, ya que no vienes a Santander con la obra, por lo menos haber interpretado el disco en un teatro, o filmoteca o algo similar ¿no? Vas a tocar en una sala cojonuda, pero no se si es lo que más le pega. ¿Adaptáis el concierto al tipo de escenario, público? Quiero decir ¿Cambia mucho de la obra al concierto?
De la noche al día. Son experiencias completamente distintas y si a alguien le gusta lo que hago, le diría que intentara asistir a las dos. Los conciertos son más contundentes, efectivamente le damos una vuelta de tuerca a las canciones de “Desaparecer” las convertimos en algo más eléctrico. La obra es preciosismo… Un preciosismo un tanto macabro, pero al final, cuando la has hecho treinta veces, lo que queda es la profundidad de los textos de Poe.
¿Vienes con la banda de siempre o estás tu sola en el escenario? ¿Tienen cabida temas antiguos también?
Voy con la banda, sí. El repertorio esta vez es un suma y sigue, no una rotura con el pasado.
Esto, como canta Manolo García, es todo un giro teatral… ¿Habías hecho antes algo de teatro?
¡Jamás! Y no tenía planes de hacerlo, tampoco. Sin embargo, la oferta tenía tanto sentido… Es Poe, que rezuma bruma escribiendo, que habla sobre grandes verdades humanas. Mi tercer disco era también de atmósferas claroscuras, y el hilo conductor -lírico- no tenía nada que ver con el mundo exterior…

Para que yo me entere… corrígeme si me equivoco que seguro que será así. ¿Has musicado poemas de Edgar Allan Poe? Imagino que esto constriñe bastante tu capacidad de maniobra ¿no? ¿Implica más dificultad?
Solamente tres o cuatro temas vienen directamente de poemas de Poe. Tampoco he sido completamente fiel a sus textos; no sé qué pensaría si estuviera vivo… Son adaptaciones. El resto de temas están inspirados en parte por sus relatos, en parte por mis experiencias (contrastadas con las suyas) y siempre, siempre, siempre, por la idea de la evasión.
Pintas, cantas, ahora teatro… hoy en día llamamos artista a cualquiera que haga dos ripios. A ti se te puede llamar ARTISTA así, con mayúsculas… ¿haces algo más relacionado con el arte o la cultura?
No, usarlo para mí también es usarlo a la ligera… Hago casi todo lo que tengo opción de hacer… mucho de lo cual no tiene ninguna pretensión de ver mundo. Tengo una cámara de Super 8 y ciertos fetiches visuales que recojo persistentemente, soy muy dada a las colecciones de este tipo, como si recogiendo “pruebas” fuera a probar algo. Es cierto que no soy capaz de desconectar en ningún momento, con lo cual si hago grafología, si leo un manual de instrucciones, si cocino algo… no puedo evitar al menos intentar aplicarlo después a la música, en especial a la parte lírica de la música. Al final se trata de expresión, y todo es la misma cosa.
Cuando hablo de ti con gente que conocemos ambos o te ha tratado… todos me vienen a decir lo mismo… en resumen “es una artista cojonuda, es guapísima, pero lo mejor de todo, es que es una tía encantadora, muy buena gente” La verdad es que hablan muy bien, y me lo ha dicho gente diferente, no todos del mismo grupo de personas. ¿Tienes algún defecto?
En mi cabeza, muchos… pero estoy luchando por que dejen de parecérmelo.
Imagino que ya estarás aburrida de la comparación con PJ Harvey ¿la has llegado a coger manía?
A ella, ¿por qué? Si los periodistas siguen hablando de PJ Harvey con “Desaparecer”, definitivamente me acojo a la idea de que no les gusta ni la música, ni el periodismo, y tienen los dedos muy largos para el control c, control v.
He leído que no te gustan mucho las etiquetas musicales, yo soy de la misma opinión, entiendo que para hablar de algo que no se ve, que solo se escucha hay que dar referencias pero a veces te dan ideas equivocadas o te dirigen de antemano… La verdad es que defiendes este sentir muy bien porque tu música es muy difícil de encasillar… a mí me cuesta mucho definirla. Tal es así, que ya no se que música me voy a esperar en cada uno de los discos que sacas. Lo mismo para el próximo sacas uno de música de baile y no me sorprendería. De hecho creo que Fleshback te quedó muy bien…
Todo esto que has dicho es bonito… A mí me parece que se trata de ser lo más transparente posible, lo más honesto con uno mismo, y creo que ocurre con la gente a la que más admiro: es difícil definirla sin utilizar su nombre propio. Hay nombres que son como instituciones, sus nombres y apellidos se emplean como etiquetas… porque trascienden el estilo. Personalmente, el estilo me importa un pito, y todo lo que quiero hacer es ponerme al servicio de lo que quiero decir. Creo que todavía estoy quitándome armaduras de encima, pero también creo que lo estoy consiguiendo.
Una cosa es que no lo sepamos los oyentes… pero tú… ¿sabes qué es lo próximo qué vas a sacar o también te sorprendes a ti misma con lo que te pide el cuerpo en cada momento?
Mmmm, ocurre de todas las maneras; últimamente me sorprendo. Los dos primeros discos fueron un pequeño suplicio porque iban llenos de canciones que hacía tiempo que estaban escritas. Fui un poco tonta creyendo que les debía algo, que les debía el publicarlas, pero en fin… allá están. Este año he hecho dos discos y en cada uno las canciones fueron escritas en un mes. Es un proceso maravilloso en el terreno de la espontaneidad y la sorpresa. Me interesa hacer cosas que mantengan el misterio para mí misma, porque si no me harto de ellas. Sin embargo, ahora estoy sintiendo la necesidad de hacer un disco muy tranquilo, muy minimalista en instrumentación, con muchísimo espacio… y si lo llego a hacer será porque lo he soñado primero, no porque haya llegado de modo sorpresivo.
Yo creo que tú perteneces a esos artistas de los que yo digo “este tío/a hace lo que se le pone de las narices con la música”. Pero esa libertad o independencia ¿es fácil de compaginar con el mercado o negocio musical en sí?
En mi campo, sí. Creo que he dejado claro desde un principio de qué voy, y mi público, por lo general, no se siente traicionado. Nadie me pide que vuelva a hacer esto o lo otro. Es como depilarte las axilas. Si un día dejas de hacerlo, te sacarán en el Cuore con horror. Si nunca lo has hecho… probablemente nadie preste atención. Por otro lado, he de decir, que soy partidaria de los cambios de opinión. Quizá mañana empiezo una carrera musical en el campo del folk… y dejo de depilarme las axilas (ja, ja). Lo que sea, mientras sea sincero.
Recuerdo que escuché tu música por primera vez, por recomendación de un colega del foro del Azkena, que conocía mi pasión por Ani Difranco y me dijo que tu podías parecerte. Era con el primer disco… al principio. Bueno, en realidad creo que si recuerda alguna canción o determinados pasajes, pero no de manera exagerada, desde luego que con el paso de los discos ha quedado bastante diluida esa sensación… El caso es que gracias a él, ahora conozco tu música, lo que está muy bien. No te creas que encuentro a muchas personas a las que le guste Ani Difranco. Me siento un poco sólo…
A mí me gustaba mucho en la adolescencia; fue uno de los primeros conciertos a los que asistí, en el 96 o el 97, en la sala Bikini (entonces Zeleste). El otro día escuché “Shy” y me sorprendió que me siguiera pareciendo tan buena. Normalmente no comulgo con mis gustos de entonces.

El hecho de que tu padre sea músico y que desde pequeña hayas mamado eso… imagino que lo haga todo más fácil, los niños absorben todo de una manera natural ¿Te consideras una afortunada en ese sentido o hay que currárselo más para estar a la altura del maestro?
Me considero afortunada por toda la información que recibí en el subconsciente durante esos primeros años de vida… muchos niños crecen sin música, o con sucedáneos de música, y yo crecí con las grandes obras y teniendo a mano una amalgama de sonidos increíble. Por otro lado, mi padre hace una música muy diferente a la mía, en muchos sentidos, y jamás se ha sentido una competición. Quizá si fuera un chico…
No sé si vuelves mucho por Mallorca… ni si estás al día de las bandas que salen de allí. A mí hay unos cuantos que me gustan mucho… The Nash y lo que salió de ellos… John Tirado y L.A. (Me quedo con todos) Luego hay un par de grupos nuevos muy interesantes. Haddock’s Orphans y The Last Dandies… No se qué les dan de comer en las islas. Imagino que no te descubra nada nuevo…
Sí, conocía a John Tirado y L.A. pero no a los dos últimos que has mencionado. Creo que todos los sitios tienen grandes bandas… yo tiendo a pensar, por ejemplo, que en el Norte se toca especialmente bien…
Tu has vivido en USA (Nueva York) y España… desconozco si en algún sitio más. ¿Tenemos concepciones muy diferentes de entender el arte en países tan distantes? ¿Allí cómo nos ven?
El otro día le comentaba a un amigo que en Estados Unidos tienen una idea muy saludable del arte… la idea de que nada es imposible, y que todo se puede hacer. Es una creatividad más libre, en general, tal y como yo la viví cuando estaba en Nueva York. Y nos ven un poco idealizados, creo. Esa idea del honor y la pasión española que ya parece tan y tan diluida…
He leído que ya te han bautizado en como la nueva musa del Underground. Teniendo en cuenta que tienes unos 28 años aprox. (Dios, eres insultantemente joven)… ¿No es un título muy gordo o pesado para llevar ya?
Eso nace de un artículo que escribió Yayo Álvarez en el Última Hora hace exactamente diez años. Se llamaba “El regreso de la musa”. De ahí, el Ruta 66 lo adaptó a la “musa del underground”, pero jamás he entendido qué significa. Así que no siento ningún peso al respecto.
Una vez que alguien como tu, consigue que tanto crítica como público hablen bien de tu trabajo ¿Qué es lo siguiente que espera?
Se agradece que hablen bien, y me hace feliz que mi música haga feliz a los demás. En realidad lo que espero es ser cada vez más esencial… llegar más adentro, quitar una capa más…
La última… ¿Qué te parece Feist? ¿La conoces? ¿Te gusta?… escuchando el último disco (Metals) me has venido tú a la cabeza.
Prometo escucharlo.
¡Gracias!

Una respuesta para “Entrevista con Maika Makovski”
  1.  
Deja una respuesta

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>