Seguimos con la racha de conciertos en teatros y auditorios. Tras las Naked Sessions y el recital de The Gift, el sábado 3 de noviembre le tocó el turno a la despedida del ciclo “A solas con…”, que abandonaba su ubicación habitual en la sala BNS para ocupar el recién bautizado Teatro CASYC de la Obra Social de Caja Cantabria. Y, como viene siendo habitual, la alta calidad de la acústica del recinto elegido tiene como contrapartida la incómoda frialdad de ver conciertos de rock sentados en confortables butacas.

El ciclo “A Solas…” ha contado con una programación heterogénea y bastante irregular, pero que, gracias a un fuerte apoyo institucional, nos ha dado la oportunidad de asistir a algunos conciertos excelentes (de Nacho Vegas o el Sr. Chinarro a Wilko Johnson), y lo que casi parece más difícil, dar durante casi un año una programación regular de conciertos de bandas locales.

Así que resultaba lógico que para la despedida del ciclo se contara con varios grupos de Cantabria. Y, tras ser uno de los grupos que más se ha dejado ver en los últimos meses por los escenarios de Cantabria, Los Hermosos Vencidos merecían abrir esta velada. Una vez más, David Llera y compañía sacaron a relucir su rock troglodita, garagero efervescente, pegadizo como pocos por estos pagos. En apenas media hora ofrecieron un repertorio recortado, prescindiendo de los teclados y de otros aditivos; un torrente de energía desenfrenada (casi siempre arriesgándose, al límite de perder el control) en el que les dio tiempo a tocar temas propios junto con versiones como el “Todo negro” de los Salvajes o “Flaca” de Andrés Calamaro.

A continuación salieron GURB. Su disco “Diecinueve” me ha gustado bastante, así que tenía bastantes ganas de ver cómo lo defendían encima de un escenario. Comenzaron algo dubitativos y con problemas de sonido, pero rápidamente controlaron la situación y enderezaron el concierto. Visto lo visto, creo que sus canciones han nacido para ser interpretadas en directo, donde la sólida base rítmica y sobre todo, el cuidado trabajo de las guitarras (dicho sea de paso, esa Gibson roja es preciosa) llegan a alcanzar altas cotas de intensidad. Un gusto musical que quedó demostrado en las versiones de “Trike” (You Am I) y “Hi speed soul” (Nada Surf) que nos regalaron. Fue una pena que las paradas entre canción y canción se alargaran hasta romper el ritmo del concierto y enfriaran algo al público. Pero bueno, no quita para que el nivel general fuera muy alto, tanto como para que ofrecieran los mejores momentos de la velada y me hayan dejado con las ganas de volver a verlos pronto.

Para terminar, saltaron al escenario los torrelaveguenses King Size Co. Alguna vez he escuchado que gran parte de la escena musical cántabra está copada por el punk y el metal, y que el público se está olvidando de lo que es el rock en estado puro. Así que aquí habrían venido ellos para recordárnoslo, en una reencarnación del rock setentero al estilo más clásico, a base de guitarras machaconas, bellas melodías, pantalones de campana, melenas y patillas. Ideal para un festival como el Azkena pero no tanto para un teatro. Quizá se les pueda achacar cierto apego a clichés de sobra conocidos, pero la verdad es que si al final eso se traduce en hacer buenas canciones confiando más en la propia capacidad para comunicar que en estar pendientes de los vaivenes de las modas, bienvenido sea.

Tres buenos conciertos por tres buenas bandas en pleno centro de Santander por menos de lo que cuesta un copazo, una cita que en circunstancias normales parecería más que apetecible, pero que en esta ocasión sólo atrajo la atención de apenas 40 personas. Podríamos apresurarnos a buscar las causas de esto (yo apuntaría ala saturación de conciertos en una misma noche, o a la poca publicidad que se le ha dado al evento), pero pienso que este es un debate demasiado complicado, y que sacarlo aquí sólo serviría para olvidar lo que debería ser esta crónica: el homenaje a unos grupos que, pese a las infinitas adversidades, no pierden las ganas de seguir adelante y de alegrarnos la noche con su música.

Texto: Mifune y Stoner
Foto: archivo

Una respuesta para “El rock de Cantabria se acercó a Tantín”
  1. Alan dice:

    Hola mi nombre es Alan y soy un amente del rock. me contacto con ustedes ya que voy a estar en su cuidad desde el 22 de enero. Soy argentino y amante del rock y me gustaria que me envien correos de lo recitales que se haran en la cuidad asi como tambien info de las bandas,
    Muchas gracias a todos y nos estamos viendo

  2.  
Deja una respuesta

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>