Durante gran parte del mes de Noviembre se vino celebrando el Festival Wintercase por distintos puntos de la geografía española y en esta ocasión Al Norte del Norte lo vivió desde Madrid.
En líneas generales podemos hablar que una de las características del festival es que los conciertos por lo general han empezado demasiado pronto, generando problemas varios días esto mismo, ya que gran parte del publico aun no había entrado a la sala donde se celebraba cuando ya estaba actuando el primero de los grupos de la noche.
Como punto positivo podríamos hablar que en general el cartel ha funcionado muy bien y que la selección y combinación de artistas ha sido acertada, por no hablar que salvo pequeños incidentes de sonido, que por otro lado son relativamente normales, ninguno de los conciertos ha sido un bluff, si no todo lo contrario.

Tan sólo podemos esperar que el año que viene el Wintercase vuelva a calentar el mes de noviembre.

Jornada uno. “Más es menos, menos es más”

The Veils

The Veils
Este trío para el directo se convirtió en quinteto, con la intención de enriquecer las canciones y no dejarlas faltas de ritmo y profundidad. Arrancó con la versión mas blusera de The Veils, potencia de guitarras y ejemplos de capacidad a la hora de tocar la guitarra por parte de Finn Andrews, mucha actitud pero también un ejemplo de cómo aburrir al publico haciéndose pesada esta parte. Sólo volvieron a despuntar al recobrar el espíritu pop a mitad del concierto, brillando especialmente su “Advice for young mothers to be” aunque lo más espectacular fue el cierre del concierto con una “Not Yet” más que potente.

Ed Harcourt
En primer momento me sorprendió que él fuera el cabeza de cartel de la noche, pero quedo más que justificado con su actuación. Presentándose él solo en el escenario fue capaz de llenarlo con desparpajo, sentido del humor e intentos de aproximarse al público, ya fuera con sus loops y guitarra o a manos de su piano.
Destacaría especialmente la interpretación de su canción “Visit from the dead dog” ya que en mi opinión se trata de una de sus mejores canciones.
De tener que quejarme de algún aspecto de su concierto me quejaría de la desafortunada configuración el escenario, ya que el piano al que se pasó sentado la gran parte del concierto estaba demasiado a la derecha, haciendo muchas veces difícil verle o teniéndose que mover uno hasta allí. Otro aspecto fue la falta de respeto de algunos asistentes ya que Ed Harcourt pidió silencio de forma “sutil” en varias ocasiones.
En cualquier caso, tras estar sobre el escenario durante 1 hora y 45 minutos, se mereció mas que los respetos de todo el público asistente, y quedó más que demostrado su carácter y versatilidad a la hora de llevar al directo sus canciones, enseñándonos la esencia de las mismas, reinterpretándolas y elevándolas a otro nivel.

Ed

Jornada dos. “Caos y desacierto”

La segunda jornada del festival se celebro en la Joy Eslava y fue un autentico caos y un ejemplo de desorganización. Cuando Spinto Band estaba terminando su actuación aún quedaba gente haciendo cola para entrar, por un lado porque las indicaciones y letreros en las puertas eran prácticamente inexistentes y el número de accesos era muy limitado. En nuestro caso, el flujo de entrada de los acreditados por prensa era especialmente lento. Por no hablar los distintos problemas con las acreditaciones que en nuestro caso nos dejó sin pase de fotografía.
Por otro lado nos encontramos con que el concierto de Spinto Band empezó demasiado pronto, teniendo en cuenta que la apertura de puertas fue a las 20:00 y Spinto Band empezó a tocar a las 20:30

Spinto Band
Tocar tocaron y demostraron tablas, frescura y coordinación entre ellos. Pero no puedo decir mucho mas, ya que gran parte del concierto estaba haciendo cola para entrar, eso sí, el comentario generalizado fue que la calidad del sonido dejo mucho que desear.

Maximo Park
Explosivos y a partir la pana. No dudaron en soltar a cañonazos sus canciones, bombardeando al publico que no le quedo mas remedio que rendirse ante su fuerza e ímpetu.
Como era de esperar, tras casi dos años presentando su “A Certain Trigger”, en esta ocasión un gran peso del concierto cayó sobre el nuevo repertorio que formará parte de su segundo disco. Creo que no cabe decir que nos sorprendieran con un cambio estilístico o un cambio radical en su forma de entender la música, por lo que dio la sensación de que se trataba de más de lo mismo, ligeras variaciones pero la misma base, por lo que las nuevas canciones no desentonaron en absoluto.
Aún así, viéndoles en concierto resulta más que fácil justificar por qué se trata de uno de mis grupos favoritos de su hornada y es que parece que van sobrados tanto en actitud como en energía, algo que se nota y saben trasmitir al publico que corea como loco sus canciones.
Sin duda alguna el momento mas mágico, como viene a ser habitual, llegó cuando tocaron como despedida la canción “Going Missin”.

Jornada tres. “El adiós salvaje”

Arab Stap
Lo que podía haber sido y no fue. El concierto de Arab Stap era el ultimo que daban en Madrid y era de esperar en una gira de despedida que su repertorio fuera cargado de éxitos, pero no fue así, ya que su repertorio e hilo conductor del concierto fue similar al que ofrecieron a finales del invierno pasado presentado su último disco, que a pesar de tener buen nivel y no desmerecer la calidad del concierto, no era lo que muchos esperábamos, que era corear esas canciones que nos han acompañado durante los últimos años.
Aun así el concierto fue muy bueno, repasando un poco de cada época e incluso recuperando alguna canción casi olvidada en el fondo de sus recopilatorios.
El momento más divertido y que quedará grabado como el final de la carrera, fue la última parte del concierto en la que despertaron su etapa mas electrónica con la que llegaron a un equilibrio entre la mala leche, la melancolía y el ritmo.

Violent Femmes

Violent Femmes
Todo el mundo según escucha hablar de Violent Femmes se le viene a la cabeza el tema “Blister in the Sun”, así que ellos decidieron que para que iban a hacer el concierto alrededor de este tema y que mejor forma de demostrar que son muchísimo mas, que tocándola nada mas subir al escenario.
Al principio el concierto fue controlado por Victor DeLorenzo, Brian Ritchie y Gordon Gano, pero rápidamente subieron al escenario distintos músicos que hicieron del concierto una fiesta dispuesta a recuperar las raíces de los sonidos pop y folk de Violent Femmes.
Con canciones como “Jesus Walking On The Water” mostraron su espíritu mas redneck, y más si decimos que además de alocados violines, vientos, cucharas, escobas convertidas en bajos utilizaron alocados instrumentos y toda clase de instrumentación que nos recordaba a los orígenes de la música tradicional americana.
Creo que fue una fiesta y una locura de concierto y que sin duda alguna demostró que Violent Femmes es un grupo de los grandes, cargados de influencias que lucen sin miedo, por momentos incluso se atrevieron a versionar a Manu Chao, que saben beber del pasado para hacer autenticas joyas pop como “Gone daddy gone” con la que cerraron el festival.
Sin duda alguna el mejor concierto del festival.

Jornada cuatro. “Sensaciones Pop”

GoodBooks
No fue su día de suerte, y es que cuando casi terminaban el concierto, debido a lo temprano que tocaron, el aforo de la sala aun estaba a la mitad, algo que fue una autentica pena y es que a pesar de aún no tener un disco publicado en nuestro país hicieron la delicias de muchos de los que nos acercamos ya a primera hora.
Si tuviera que definir el sonido del grupo seria un híbrido entre The Postal Service y Death Cab for Cutie, pasado por una batidora inglesa y las influencias que pueden tener un grupo de jóvenes de la misma generación de la nueva ola inglesa que encabezan grupos como Artic Monkeys. Es decir, pop sensible y arreglado con unas buenas bases rítmicas que te impulsan a mover los pies.
Espero que pronto tengamos noticias de ellos.

Bjorn - Peter, Bjorn & John

Peter, Bjorn & John
El concierto empezó mal ecualizado como ha ocurrido con muchos de los conciertos que se dieron en la sala Joy Eslava, por lo que cada vez que sonaba el bajo el sonido se saturaba y zumbaba… No muy buena señal.
En general al grupo le faltó cuerpo, mas unión en el sonido, ya que parecía muy disperso, en parte por la sala, en parte por la excelente producción que tiene su último disco, que quizá, al llevarlo al directo deja a sus canciones muy desnudas.
Aun así canciones como “Amsterdam” o “Paris” fueron deliciosas, por no hablar de su exitosa “Young Folks” que fue sin duda alguna las mas coreada y jaleada de la noche.
Ellos fueron simpáticos y dicharacheros, por lo que a pesar de todo, fue un concierto muy divertido, eso si, muchos vieron sobre ellos la sombra del One Hit Wonder… Yo sólo espero que no sea así y que pronto pueda volver a ver de nuevo a este grupo, con canciones pop pegadizas.

Magic Numbers
De nuevo se volvió a notar gran diferencia entre el cabeza de cartel y el resto de grupos, que a priori, aunque se trataran de importantes grupos, se han visto abrumados por el cabeza del día, dejando su actuación a otro nivel.
Magic Numbers salieron con gracia, ánimo y un publico entregado ya de lleno, ofreciendo un repertorio que repescaba lo mejor de su primer disco y presentaba lo que forma parte de su segundo disco.
Durante el concierto vimos a Michele con una pose que rozaba lo jevi, a Romeo afable y simpático, pero lo que sin duda llamo la atención fue la efusividad del público a cada vez que Angela abría la boca…
El concierto empezó con energía y brillo especialmente con sus temas más alegres, pero según fueron pasando los minutos se fue diluyendo en sus canciones más melancólicas y largas, llegando incluso hacerse algo pesado, que sólo despuntaba de nuevo en momentos puntuales.
Aún así, la visión global del concierto fue buena, debido a la involucración y el halo de simpatía que desprendían los Magic Numbers y los grandes hits pop que eran capaces de disparar desde el escenario cada poco tiempo.

Magic Numbers

Jornada cinco. “Honestidad Brutal”

The Brakes
El mayor problema de este grupo es su gran variación de registros, que hace que el publico no se acabe de centrar en su estilo, pero es que claro, The Brakes están por encima de eso porque casi se trata de un supergrupo formado de miembros de The British Sea Power, Electric Soft Parade o Tenderfoot, y se percibe que The Brakes es un proyecto para el entretenimiento, para ellos pasarlo bien y que el público lo pase igualmente bien, algo que creo que son capaces de lograr.
Con canciones como “Pick up the phone” que más que canciones son descargas sónicas o como “I can’t stand to stand beside you” que nos retrasan el reloj ya algo más de 10 años o bien con canciones como “All Night Disco Party” que nos traslada a la faceta más lúdica de la música, que sin pretensiones sólo pretende eso, divertir y eso en directo lo hacen a la perfección.
El concierto fue muy suelto, distendido e incluso con la sensación de que daba juego a la improvisación, ya que durante la actuación, mientras se cambiaba una cuerda rota de una de las guitarras en lugar de detener la actuación se optóf por improvisar otro tema y que la música no parara.
Un ejemplo de modestia y ganas de hacer lo que se hace.

Surfin Bichos
Uno de los momentos del festival era el retorno de los Surfin Bichos a una sala de Madrid y es que ver a Fernando Alfaro y a Joaquín Pascual juntos en el escenario es algo que impresiona y más a muchos de los que conocimos a Surfin Bichos después de su separación y que ha sido considerado grupo de culto durante tantos años.
Su repertorio fue un grandes éxitos, lo cual ayudó a que cada canción fuera coreada y casi cada gesto aplaudido.
Temas como “Rifle de repetición”, ”Si tengo que cambiar”, “Comida China y Subfusiles” o “Gente abollada” fueron sencillamente increíbles, tanto por su interpretación majestuosa, que hacía que a uno se le pusieran los pelos de punta a cada palabra escupida por Fernando Alfaro, como por el ambiente generado entre los que allí estábamos presentes, que mayoritariamente sólo podíamos contemplar absortos lo que durante años sólo se pudo soñar.
Creo que fue un momento histórico lo que se vivió con este concierto y el cierre con “Fuerte” tan solo fue la guinda del pastel.

Especiales agradecimientos a Carolina y a Tomás

2 Respuestas para “Crónica Festival Wintercase (Madrid)”
  1. Spongebob dice:

    Pedazo de cronica sr. Patru! 🙂 A Maximo Park ya tengo ganas de verles ya… 🙂

  2. caro dice:

    🙂 mírale qué majo, dándome las gracias y todo, pero no hay por qué, cuando quieras te presto la cámara… o las fotos, o lo que quieras… a mandar…

    Bonita crónica, aunque yo lo de los Surfin Bichos, en fin… pero bueno, como me fui a la 2ª canción, tampoco voy a decir nada…

    un placer compartirlo con usted y con césar, a ver si volvemos a coincidir 😀

    unos besos!

  3.  
Deja una respuesta

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>