Álvaro Pombo Este pasado martes se clausuraban los Martes Literarios de la UIMP con la presencia del santanderino Álvaro Pombo. Esta propuesta cultural es de las más veteranas dentro del programa de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, ya hace varios años que viene llevándose a cabo y se cierra ahora con una gran figura como es este escritor. Licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad de Madrid, su mayor pasión ha sido siempre el mundo de la literatura, hasta el punto de llegar a formar parte de la Real Academia Española desde 2003.
Este maestro del lenguaje nos deleitó con su palabra durante más de una hora en el Paraninfo de la Magdalena. Lo que en un principio comenzó como una conferencia sobre literatura, acabó siendo más bien el relato, en primera persona, de la historia de su vida, del cómo se metió en este mundo tan complejo de la palabra escrita, del porqué. Fue tan improvisado y natural, que después de una hora se acabó preguntando en alto, No sé si de verdad esto tendrá algo de Martes Literario.

Alegre y resuelto, comenzó su discurso como continuación de la presentación que se le hizo, la cual calificó como “una presentación llena de sugerencias”, y los siguientes versos, “No, nunca fuimos viajeros mortales o inmortales / Leímos libros / y yo supongo que entonces leí lo que recuerdo ahora / y yo supongo que estuve donde estuve y que hice un viaje / aunque no hablé con nadie y viajé solo”. Y sin saberlo, le sirvieron estas palabras para comenzar otro tipo de viaje, en este caso, hasta lo más profundo de nuestra existencia. Después de un, Queridos amigos, santanderinos, santanderinas, montañeses, relató, como ya he dicho antes, su porqué. Nos hizo reír, nos hizo emocionarnos, nos hizo vivir una vida que no fue nuestra, y nos hizo aplaudir desde una sincera admiración. Irrepetible y único, este cántabro de nacimiento ha marcado, al menos en mi persona, un antes y un después.

Lo único que debo calificar como lamentable, es el hecho de que aunque estuviese la sala repleta de gente, la media de edad estaba considerablemente elevada. Esto me hace preguntarme, ¿dónde están los jóvenes? ¿cuál es el problema? ¿en dónde está el fallo, el error?. Sería bastante fácil culpar al sistema, pero no nos engañemos. ¿Ha sido falta de información o falta de interés? Desgraciadamente yo me inclino por lo segundo. Aún así, desde mi ingenuidad, espero que el mundo cambie, y que con el tiempo la gente sepa apreciar lo que tiene delante. Y es que me produce escalofríos plantearme, digo simplemente plantearme, cuánta gente hubiese asistido si hubiésemos cambiado el ilustre nombre de Álvaro Pombo por el de David Bustamante.

3 Respuestas para “Álvaro Pombo en los Martes Literarios”
  1. meteoro dice:

    Lo de Bustamante aterrador pero cierto.
    Me pregunto ¿ Que culpa tenemos los padres ?
    Sospecho que toda.

  2. JLS dice:

    ¡ Me encantas, te admiro, me emocionas, … , te quiero. !

  3. Siamese dice:

    😆 jaja gracias!! jijiji

  4.  
Deja una respuesta

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>