Nacho Vegas

Había ya ganas de ver al trovador gijonés que nos traía las canciones de su reciente EP “Esto no es una salida? y de su no tan reciente disco “Desaparezca aquí?: no defraudó.

Empezaron a sonar los primeros acordes de Cerca del cielo con más de media hora de retraso, poco hablador y a sólas con su guitarra, aunque acabaría este corte, dedicado al escalador Juanito Oiarzabal, ya con su banda Las esferas invisibles. Un set list más que notable dónde no faltaron ninguna de las canciones que han hecho de “Desaparezca Aquí” un disco imprescindible: Nuevos planes, identicas estratégias, Perdimos el control, El hombre que casi conoció a Michi Panero (con rocambolesca historia sobre uno de los personajes retratados en uno de los cuadros del Auditorio), o la emocionante Ocho y medio acompañado de nuevo unicamente por su guitarra, sin olvidar otro clásicos como La plaza de la Soledá, Canción de palacio#7 o como no, Al norte del norte. Además de sorprendernos con su interpretación de la canción popular asturiana (cantada en bable) La canción de la duermevela (no confundir con En el jardín de la duermevela) subido en un pseudopúlpito pitillo en mano.
Para cerrar el concierto, un par de canciones de regalo entre las que no podía faltar su aplaudida En el jardín de la duermevela.

Este concierto poco o nada tuvo que ver con su ultima visita a nuestra ciudad durante el Tanned Tin de 2004, en la que alternando su actuación con la de Fernando Alfaro (Surfin’ Bichos, Chucho…) encontramos a un Nacho Vegas totalmente en solitario y en acústico, aquí en cambio, tanto él, como su sobresaliente banda, lograron crear una atmósfera especial, en ocasiones emocionante que seguro que en más de una ocasión llegaron a ponernos la piel de gallina.
Sonido notable en el (frío) paraninfo de la UC, al que le falto poco para colgar el cartel de “lleno total? algo muy positivo para nuestra ciudad, sobretodo visto el numero de afluencia de los últimos conciertos celebrados en salas pequeñas, que posiblemente haga viable que citas como esta se vuelvan a repetir en Santander.

Fotografía: RTZ!

Una respuesta para ““El hombre que casi conoció a Nacho Vegas?”
  1. RTZ! dice:

    Para mi gusto falló un poco el sonido, pero la intensida de la música lo compensó con creces. En mi opinión, algunos momentos estelares fueron: el toque de armónica en 7 y medio, Perdimos el control -en la que parecían que lo iban a hacer-, el momento púlpito, el Cosas bien hechas con el que volvieron de los bises, y el fin del concierto in crecendo con el jardín de la duermevela. muy, muy potente.

    Desde luego, todo un tipo. Y nada que ver con lo de aquel Tanned, no. Afortunadamente.

  2.  
Deja una respuesta

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>